Need You Now. Hillary Scott, Charles Kelley, Dave Haywood, Josh Kear, 2009

need you now
Estamos ante uno de los mayores éxitos country-pop de Lady Antebellum, un grupo formado por los tres primeros compositores de esta canción. Apareció en el disco homónimo que vio la luz en 2010, aunque el año anterior ya pudimos escucharlo como primer sencillo del álbum.
La canción arrasó en Irlanda, Canadá, Nueva Zelanda, Noruega, Holanda o Israel, y fue la revelación de la temporada, con cuatro estatuillas en la ceremonia de los Grammy de 2011: mejor canción, mejor canción country, mejor disco y mejor actuación vocal por un grupo. También cosechó algunos premios en la Academia y la Asociación de Música Country, lo que repercutió en su tremendo empuje comercial. Hasta la fecha ha vendido más de seis millones de copias y en 2011 se convirtió en la canción country-pop más bajada de la historia. Además, ha sido utilizada en distintas series de televisión como Glee.
¿Quién habría dicho que este fenómeno se escribió en menos de dos horas? Así lo contó Charles Kelley: “Fue una de esas canciones que salió verdaderamente rápido. Pero no creo que supiéramos lo que realmente teníamos cuando salimos por la puerta. Solo pensábamos que habíamos escrito un par de buenas canciones”.
La letra nos enfrenta desde los dos puntos de vista a la soledad que experimenta una pareja que está momentáneamente separada, quizá por una riña de enamorados. Es la una y cuarto y las dos partes tienen los mismos pensamientos: llamar por teléfono a su pareja porque, aunque dijeron que no llamarían, “he perdido todo el control y te necesito ahora”.
Escuchemos la versión original de Lady Antebellum.

En 2011 Adele, con la colaboración de Darius Rucker, nos brindó una versión de este tema en la ceremonia de entrega de los premios CMT, que también incluyó en su disco 21. En mi opinión, no puede compararse con el original.

La canción se volvió a poner de moda en Reino Unido en 2012, ya que, en el concierto para celebrar el jubileo de diamante de Isabel II, Gary Barlow y Cheryl Cole montaron esta nueva versión.

Carl Smith, Mr. Country

carl smith
Hoy nos vamos a centrar en una figura que alcanzó gran popularidad en los años 50, y que, en la actualidad, se encuentra algo olvidada. Me refiero a Carl Milton Smith, nacido en Tennessee en 1927.
Su pasión por el country se manifestó ya en la emisora local en que trabajaba, puesto que conservó a la vuelta de sus obligaciones militares en 1947. En 1950 le llegó su primer contrato con una discográfica, la Columbia, de la mano de su productor Don Law. Allí se mantuvo nada menos que 25 años, hasta que firmó con Hickory Records.
Su estilo tenía un aire rockabilly, aprovechando el tirón de este subgénero en los años 50. A lo largo de esa década lanzó al mercado más de 40 singles y solo en su primera mitad alcanzó cinco números 1.
Su vida personal también contribuyó a su fama. En 1952 se casó con June Carter –la futura mujer de Johnny Cash– y, cuando se divorció de esta, contrajo matrimonio con otra estrella del country, Goldie Hill. En los años 60 su éxito empezó a menguar y sus entradas en los primeros puestos de las listas se esfumaron. Finalmente, a finales de los 70 se retiró. En 2003 ingresó en el Salón de la Fama de la Música Country y, ya lejos de los escenarios, murió en su granja al sur de Nashville en 2010.
Uno de sus mayores éxitos fue Hey Joe (1953), que nada tiene que ver con el tema homónimo de Jimi Hendrix. Fue escrito por Boudleaux Bryant y se centra en un par de amigos que están en un salón de baile. Uno de ellos se encapricha de la chica del otro, llamado Joe, y le advierte sin tapujos de que “es tan guapa que va a intentar robársela”.

Poco después, Kitty Wells, la primera mujer que triunfó en la música country, hizo una versión para replicar a Smith. La melodía es la misma, pero la letra cambia; en este caso, Wells es la chica en cuestión; le asegura a Joe que es a él a quien quiere y le promete que ningún otro se la quitará.

La versión que grabó Frankie Laine de este tema fue todo un éxito en Reino Unido. Escuchémosla.

Su último número 1 fue Loose Talk (1954), escrita por Freddie Hart. La letra trata del daño que sufre una pareja por las habladurías irresponsables de la gente.

En 1995 su hija Carlene Carter la incluyó en su disco Little Acts of Treason, en la que canta a dúo con su padre.

Ol’ Waylon. Waylon Jennings, 1977

ol' waylon
Hoy vamos a escuchar uno de los mejores discos de Waylon Jennings, Ol’ Waylon. En 1977, Waylon estaba en el punto álgido de su carrera y, con este álbum, el público cayó rendido a sus pies. Si Wanted! The Outlaws (1976), que recopilaba trabajos de cuatro artistas diferentes, entre ellos del propio Jennings, fue el primer disco de platino de la música country, Ol’ Waylon lo sería de un artista en solitario.
Luckenbach, Texas (ya escuchada aquí) es la primera canción del álbum y “culpable”, en gran medida, de este éxito sin precedentes. Otra de las obras cumbre es una versión del clásico de Kenny Rogers Lucille, que también hemos escuchado aquí. El disco, editado por RCA Victor y reeditado en tres ocasiones en CD (1997, 2000 y 2009), fue producido por Chips Moman (el de Elvis Presley), y concentra 11 canciones en su poco más de media hora de duración.
Sweet Caroline, de Neil Diamond, es otra de las versiones que incluye el álbum. Diamond la escribió en 1969, y en una entrevista declaró que se había inspirado en la hija de John Fitzgerald Kennedy, Caroline, que a la sazón tenía 11 años. Escuchemos la interpretación country de Waylon.

Satin Sheets, que nada tiene que ver con el tema homónimo de Jeanne Pruett, fue escrita y grabada por primera vez por Willis Alan Ramsey en su disco de debut de 1972. Waylon Jennings la recuperó para este.

Belle of the Ball es el único que escribió Waylon personalmente. La letra habla de una belleza sureña que “como Scarlett O’Hara no amaba a nadie pero los quería a todos”, y causa sensación en el baile.

Uno de los grandes compositores de country, Jimmy Webb, le ofreció If You See Me Getting Smaller.

Buddy Knox escribió I Think I’m Gonna Kill Myself que, en la voz de Waylon, suena así.

Till I Gain Control Again, de Rodney Crowell, la han grabado artistas como Emmylou Harris, Willie Nelson o el propio autor. Jennings nos brinda una potente versión del tema, que habla de la adoración que siente un hombre hacia su pareja (“me encanta pasar las mañanas como un rayo de sol bailando sobre tu piel”) y espera que, ante las dificultades, le abrace hasta que recobre el control.

Why Don’t We Just Dance. Jim Beavers, Jonathan Singleton y Darrel Brown, 2009

why don't we just dance
El single que os presento hoy pertenece al cuarto álbum de Josh Turner, Haywire (2010), que vio la luz unos meses después de que pudiéramos saborear este anticipo.
El piano, la steel guitar y el fiddle escoltan la voz de Josh Turner en este gran éxito, que se mantuvo durante cuatro semanas en lo más alto de las listas y ha llegado a vender más de un millón de copias. Su ritmo alegre y la calidad de la letra atrajeron a Turner desde el primer momento: “Es una canción country tradicional con una melodía pegadiza y una letra que sugiere que nos olvidemos de los problemas y nos concentremos el uno en el otro”.
El narrador sugiere a su pareja que apaguen la televisión –“no hay más que 315 canales sin otra cosa que malas noticias”– y se dediquen simplemente a bailar. La crítica no escatimó elogios para la interpretación de Turner, que Roughstock, el conocido portal de música country, calificó como “un paso en la buena dirección”.
Os dejo aquí con la versión original de Josh.

Escuchemos ahora la reinterpretación de The Limestones en el álbum Down to Earth (2013).

Disco del mes (agosto)

kill the lights
Entre los discos que han aparecido este mes, he escogido Kill the Lights, obra de uno de los artistas country más comerciales, Luke Bryan, cuyo álbum de estudio anterior, Crash My Party (2013), fue el más vendido del año dentro del country y el tercero sin distinción de género.
Kill the Lights es el quinto disco de estudio de un artista que ha sacado multitud de EPs, el último de los cuales, Spring Break… Checking Out, vio la luz el pasado mes de marzo. De 39 años de edad, Bryan atesora el premio al Artista del Año (Entertainer of the Year) de la Asociación de Música Country, uno de los más prestigiosos en la industria.
Capitol Nashville publicó el álbum que hoy “prologamos” el pasado 7 de agosto. Producido por Jeff y Jody Stevens, consta de 13 canciones, de las que Bryan ha coescrito seis, incluyendo la que le da título. Karen Fairchild, una de las componentes del grupo Little Big Town, se marca un dueto con nuestro cantante en Home Alone Tonight.
Escuchemos el primer single, Kick the Dust Up, que pudimos disfrutar el pasado mes de mayo. Sus autores son Dallas Davidson, Chris DeStefano y Ashley Gorley, los mismos de That’s My Kind of Night, uno de los temas más populares de su carrera. Se trata de una típica canción bailable que exalta la fiesta, en la línea de lo que Luke Bryan nos viene ofreciendo.

En Strip it down, escrita por el propio Bryan, Ross Copperman y Jon Nite, el protagonista invita a su pareja a “quitarse la ropa” y que haga lo mismo con él: “Siente cómo mi cinturón se desliza de mis viejos vaqueros”, le dice.