Country Urbano (XXVII)

Downtown Kansas city at night from the Liberty Memorial

Downtown Kansas city at night from the Liberty Memorial


70. Kansas City Blues. Hoy empezamos en una ciudad, Kansas City, a caballo entre dos estados: una parte está en Missouri y la otra en Kansas. Ernest Tubb le dedicó este tema en clave de blues. El narrador perdió a su amor Lucille, que se mudó, claro está, a Kansas City.

Años más tarde, la canción fue recuperada por Wayne Hancock. Escuchemos su versión en el álbum Wild, Free and Reckless (1999).

71. Saginaw, Michigan. Escrita por Bill Anderson y Don Wayne en 1963, fue grabada por Allen Frizzel a finales de ese mismo año (apareció en el mercado cuatro días después del asesinato de Kennedy). Frizzel fue candidato al Grammy por su interpretación y, en 1964, alcanzó el primer puesto de la lista Billboard. La letra es toda una exaltación del amor frente al dinero. Un joven está profundamente enamorado de una chica de Saginaw, Michigan, pero el padre de ella se niega a concederle su mano, porque no es más que un hijo de pescador. Total, que parte a Alaska en busca de oro y, aunque no lo encuentra, al padre le hace creer que sí y le vende los derechos de explotación de su mina imaginaria. Cuando el padre se va, él se casa con su amada, y ahora son la pareja más feliz del mundo.

George Jones la incluyó en su álbum He stopped loving her today (1988).

Johnny Cash también la versionó. Aquí la escuchamos en su disco póstumo Personal File (2006).

72. Shutting Detroit Down. La mayor quiebra financiera de la historia de Estados Unidos, la de Detroit, Michigan, protagoniza este tema, escrito en 2009 por John Rich, quien lo incluyó en su álbum Son of a Preacher Man. Rich se inspiró en la crisis de la industria automovilística de Detroit de 2008, que llevaría a distintos rescates municipales y, finalmente, a que el ayuntamiento anunciara la quiebra en 2013. El narrador se pregunta por qué los ciudadanos tienen que rescatar a las grandes corporaciones cuando ellos no tienen la culpa de los estropicios de los banqueros. Fue un éxito instantáneo, sobre todo en Michigan. Hay que reconocer a su autor el don de la oportunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s