En general, buenas noticias

traditional
El pasado 19 de enero, en el Dallas Observer, apareció un artículo firmado por Amy McCarthy: “Por qué el declive en la popularidad del country en realidad es algo bueno”.
Dicho así, no parece que sean buenas noticias, pero la verdad tiene dos caras. Aunque en 2015 las ventas de álbumes country descendieron un 12% respecto a 2014 (24,9 millones de discos el pasado año frente a más de 33 el anterior) y las canciones individuales experimentaron también un fuerte retroceso (113 millones de descargas frente a los 136 millones en 2014), los artistas que luchan por resucitar el country más tradicional han subido sus ventas.
El caso más claro de esta tendencia es el de Chris Stapleton, de 37 años, cuyo Traveller fue el tercer disco country más vendido del año, con 685.000 copias, algo impensable poco menos de un año antes, cuando tocaba en garitos para auditorios de cuarenta personas. Lo mismo se puede decir del tejano Aaron Watson, de 38 años: su álbum independiente The Underdog está bien situado en la lista Billboard. O de Jason Isbell, de 36, que ha colocado más de cien mil copias de su álbum Something More than Free, aparecido el pasado mes de julio.
Bien es verdad que los dos más vendidos pertenecen a la corriente más pop del country, por un lado Luke Bryan con Kill the Lights (851.000 copias) y por otro Sam Hunt con Montevallo (757.000). El caso de Bryan es muy significativo: aunque se ha mantenido en la parte alta de la tabla, sus ventas han sido mucho menores que en 2014, cuando Crash My Party superó los dos millones de copias vendidas, eso sí, a lo largo de dos años.
Os dejo aquí con una muestra de los “buenos”, Watson, Isbell y Stapleton. Del primero, That’s Why God Loves Cowboys, que aparece en su álbum The Underdog.

De Jason Isbell, escuchamos aquí 24 Frames, y hoy os traigo el tema que da título a su disco, Something more than free.

Por último, os dejo con Tennessee Whiskey, versión de un tema de George Jones de 1983. Lo podemos escuchar en Traveller, de Chris Stapleton, a quien dimos la bienvenida con Nobody to Blame y Traveller, esta última nominada a los Grammy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s