Unleashed. Toby Keith, 2002

unleashed

Vamos hoy con el séptimo álbum de estudio de Toby Keith y su mayor éxito comercial, con más de cuatro millones de copias vendidas. Fue editado por Dreamworks Nashville, propiedad de Steven Spielberg, quien atravesaba un momento financiero óptimo y se lanzó a esta aventura. El sello no duró mucho, cierto, pero se forró gracias a sus dos grandes estrellas, Toby Keith y Randy Travis.

El primer single que salió fue una canción patriótica, a rebufo del 11-S, titulada Courtesy of the Red, White and Blue (The Angry American) y obra del propio Keith. La canción fue muy controvertida, ya que algunos consideraban que era una especie de aval del country a la política de venganza llevada a cabo por EE.UU. tras el ataque. Antes de que Toby Keith la grabara, solía tocarla en conciertos para levantar la moral de las tropas.

Who’s Your Daddy es otro tema escrito por Toby Keith. Aquí, un hombre anima a su pareja a que olvide sus inhibiciones y se divierta con él.

El tercer single, Rock You Baby, fue compuesto por Toby Keith y Scotty Emerick. Va de un hombre que conoce a una mujer deprimida en un bar. Ella ha roto y ahora puede pasar página con el amor que él le ofrece.

El último de los singles que vamos a escuchar es Beer for my horses. Keith colaboró aquí con otra leyenda del country, Willie Nelson. Compuesta por Toby Keith y Scotty Emerick, la letra nos presenta a un grupo de hombres que, como si fueran cowboys, se toman la justicia por su mano y, ante la incapacidad del sistema judicial para que un delincuente pague por sus delitos, lo linchan y lo celebran en un saloon, pidiendo “whisky para mí, cerveza para mis caballos”.

Amazed. Marv Green, Aimee Mayo y Chris Lindsay, 1999

amazed

Hoy vamos a escuchar una canción de amor que se hizo muy popular cuando salió al mercado. Aunque de géneros distintos, recuerda un poco a My Heart Will Go On, de Titanic, que había monopolizado las radios dos años antes (el éxito de nuestro tema fue mucho más modesto, claro).

Amazed fue grabada originalmente por el grupo de country-pop Lonestar y se convirtió, con diferencia, en su mayor hit: estuvo 41 semanas en las listas country, ocho de ellas como número 1, e incluso traspasó las fronteras del country y se instaló en las listas que miden los éxitos del pop. Aún hoy, casi 20 años después, sigue teniendo sus incondicionales, prueba de ello es que hasta 2016 se estima que había vendido más de un millón y medio de copias.

En la ceremonia de los Grammy de 2000 fue nominada a la mejor canción country, si bien fue desbancada por otro éxito de la época, Come on Over, de Shania Twain (como veis, los Grammy siempre han tendido a lo más comercial).

La letra nos presenta a un hombre enamorado que se confiesa gratamente “sorprendido” por todo lo que hace su pareja.

Os dejo con la grabación original de Lonestar, que apareció en su álbum Lonely Grill (1999).

Cuando Scotty McCreery saltó a la fama, esta fue una de las primeras versiones que interpretó en 2011. Tenía solo 17 años.

 

Ganadores de los Grammy 2018

grammy 2018

Una de las citas anuales más importantes para el mundo de la música son los premios Grammy, que en la madrugada del pasado domingo celebraron su tradicional entrega de premios, la número 60 ya y dos meses después de que se anunciaran las candidaturas. El escenario elegido fue el Madison Square Garden de Nueva York, tras unos años en Los Ángeles.

En total, se entregaron nada menos que 84 galardones, y la verdad es que los que tienen que ver con lo nuestro, el country, no supusieron ninguna sorpresa, ya que la mayoría los acaparó el hombre del momento, Chris Stapleton. He aquí los ganadores:

Mejor actuación solista: Either Way, de Chris Stapleton. Los dos temas del disco de Stapleton que se han hecho con el Grammy dan idea de la calidad del mismo.

Mejor canción: Broken Halos, de Chris Stapleton.

Mejor álbum: From a Room Vol. 1, de Chris Stapleton. Este trabajo, que salió en mayo de 2017, lleva meses dando que hablar, y le queda cuerda para rato. Nos hallamos ante un clásico instantáneo del country.

Mejor actuación en dúo/grupo: Better Man, de Little Big Town. Apareció en octubre de 2016, y como la fecha para las nominaciones se abrió el 30 de septiembre de ese año, ha entrado en esta competición. Se trata de una canción country-pop que, a pesar de gozar de cierta fortuna en los premios a los que ha optado, en mi opinión no ofrece nada especial.

Teniendo en cuenta que el género conocido como Americana se encuentra en auge y que, en cierto sentido, se funde con el country, os dejo también la relación de ganadores en esta disciplina:

Mejor álbum: The Nashville Sound, de Jason Isbell & the 400 Unit. El premio ha recaído sobre este álbum, editado en junio de 2017.

Mejor actuación de raíces americanas: Killer Diller Blues, de Alabama Shakes. Se trata de un blues que ya fue grabado por Memphis Minnie en los años 40.

Mejor canción de raíces americanas: If we were Vampires, de Jason Isbell.

Mejor álbum bluegrass: En esta categoría se ha producido un empate –algo bastante inusual, pero de lo que hay algunos precedentes– entre Laws of Gravity, de Infamous Stringdusters, y el álbum en directo All the Rage: In Concert Vol 1, de Rhonda Vincent.

Como muestra de cada uno de estos álbumes, os dejo estas pistas:

En primer lugar, Gravity, que pertenece a Laws of Gravity:

Del segundo ganador escuchamos Run Mississippi, un tema dedicado al río sureño por excelencia.

Finalmente, Reba McEntire se ha hecho con otro Grammy –el tercero de su carrera y tras 24 años de sequía– por su último trabajo en el terreno del góspel, Sing it Now: Songs of Faith & Hope, que apareció en febrero de 2017.

 

El Gramófono vuelve a abrir sus puertas a River of Country

el gramófono
Os anuncio que he reanudado mis colaboraciones con el blog de Ángel Maíllo, El Gramófono, con una serie de artículos que irán viendo la luz en su sección El Rancho de Eduardo. Muchas gracias, Ángel, por hacerte eco de mis modestos intentos por dar a conocer la música country.
Esta vez pondré el foco en un subgénero del country que goza de gran aceptación y que en los últimos tiempos ha concitado mayores aplausos todavía, el bluegrass.

A través de estas entradas, la primera de las cuales se publicó ayer, subrayaré el influjo que el bluegrass ejerce sobre nosotros, quizá porque los músicos que se dedican a él han sabido mantener la esencia de los primeros tiempos. Escucharemos temas emblemáticos de ayer y hoy pertenecientes a un género profundamente anclado en la tradición americana. Espero que lo disfrutéis y os animo ya a visitar el blog El Gramófono http://www.angelmaillo.wordpress.com

 

If You Ever Have Forever in Mind. Vince Gill y Troy Seals, 1998

if you ever

He aquí una de las mejores baladas de los años noventa. Escrita por Vince Gill y Troy Seals –este último miembro del Salón de la Fama de compositores de Nashville–, la crítica no le escatimó ningún elogio y subrayó la clase que desprende, su suavidad atemporal y el toque de piano.

La sentida interpretación de Gill le valió un Grammy a la mejor interpretación masculina de country. Un hombre le dice a su pareja que si alguna vez quiere comprometerse con alguien hasta el fin de sus días –“si alguna vez tienes la eternidad en mente”–, él estará ahí.

Apareció en el álbum The Key (1998), de Vince Gill.

Bobby Wayne Lawson hizo su propia versión.

Lew Sleeman le dio un aire de blues en 2005.