All American Bluegrass Girl. Rhonda Vincent, 2006

all american bluegrass girl

El tema de hoy es obra de Rhonda Vincent, la actual poseedora del Grammy al mejor álbum bluegrass, el primero ex-aequo en esta categoría. Vincent, apodada “la nueva reina del bluegrass“, lleva toda la vida dedicada a la música y escribió este tema hace más de diez años para su disco homónimo, que gozó de un gran éxito: llegó al primer puesto de la lista bluegrass, logró colarse también en las de country y fue nominado al Grammy al mejor disco bluegrass, aunque perdió frente a Ricky Skaggs y Kentucky Thunder.

La narradora se muestra muy orgullosa de ser una chica “totalmente bluegrass”, aunque sea de Missouri y no de Tennesse o Kentucky, los lugares que solemos asociar con la cuna de este estilo. La letra habla también del show de Martha White, una marca comercial que patrocinó durante mucho tiempo el Grand Ole Opry.

Os dejo con Rhonda Vincent en 2006.

El grupo bluegrass Victoria Lee and New Ground interpretó esta canción en directo en un festival de 2013.

 

 

Anuncios

A Living Prayer. Ron Block, 2004

a living prayer

Hoy vamos a escuchar uno de los mejores temas de country-gospel en lo que llevamos de siglo. Fue escrito por Ron Block en 2004.

Block se inició en esto de la música desde niño –su padre tenía una tienda de instrumentos en su California natal– y, desde entonces, ha destacado en los campos del bluegrass y el country. A lo largo de su carrera, ha trabajado en numerosas ocasiones con Alison Krauss y su grupo, The Union Station, por lo que les cedió esta canción, que incluyeron en su álbum Lonely Runs Both Ways.

El disco ganó tres Grammys y el tema que nos ocupa se alzó con el premio a la mejor canción en la Asociación de Musica Góspel. La letra habla del consuelo que experimenta el protagonista por sentirse cerca de Dios: “En esta vida camino solo sin un lugar al que llamar hogar, pero hay alguien que me sostiene la mano en este accidentado camino a través de tierras estériles. Toma mi vida y déjame ser una oración viviente para Ti”. Block transmite la idea de que no hay mayor paz y satisfacción que dejarlo todo en manos de Dios.

Esta es la versión original de Alison Krauss & the Union Station.

Vamos ahora a presentar otras. Empezamos por la de la cantante australiana de bluegrass Karen Lynne.

La norirlandesa Donna Taggart también la incorporó a su repertorio.

Cruzamos al vecino Reino Unido con esta versión de la escocesa Rachel MacLean.

Termino con la interpretación de Yao Si Ting, una cantante china que canta en inglés, en 2008.

 

Live Like You Were Dying. Tim Nichols y Craig Wiseman, 2004

live like you were dying

La canción que vamos a escuchar hoy constituyó un rotundo éxito para su pareja de compositores: vendió más de dos millones de copias y acaparó todos los premios habidos y por haber en 2004: single del año y canción del año en la Asociación de música country y en la Academia de música country, Grammy a la mejor canción country

En su libro Nashville Songwriter (2014), Jake Brown cuenta la historia que hay detrás de muchas canciones country, y una de las que toca es Live Like You Were Dying. La inspiración les vino, a Nichols y Wiseman, de un amigo común al que por error habían diagnosticado un cáncer. Los compositores empezaron a darle vueltas a la idea y recordaron otros casos de personas a las que habían diagnosticado alguna enfermedad grave y cómo se lo tomaron. El resultado fue esta alegre canción sobre un tipo de cuarenta años que, tras enterarse de que le queda poco tiempo de vida, se propone hacer las cosas que no ha hecho hasta entonces, tratar a la gente con amabilidad, perdonar, convertirse en un buen marido y, en definitiva, amar más.

Cuando Tim McGraw supo del tema, no lo dudó un instante y lo grabó para su siguiente disco, que se llamó como la canción. Su padre había muerto de un tumor ese mismo año.

Escuchemos ya la grabación original de Tim McGraw en 2004.

 

Wagon Wheel. Old Crow Medicine Show y Bob Dylan, 2004

146x146sr

La de hoy es una de las canciones que más han tardado en componerse, ¡unos 30 años!Me explico: Bob Dylan fue contratado para hacer la banda sonora de la película Pat Garrett y Billy el Niño (1973), de Sam Peckinpah. Dylan escribió el estribillo pero dejó inacabada la canción. Años después, Ketch Secor, de Old Medicine Crow Show, a la sazón de poco más de veinte años, recogió el guante de Dylan y la concluyó. Cuando fue a registrarla, firmó un acuerdo con Bob para compartir a partes iguales los beneficios. Pero ahí no acaba todo: el premio Nobel había extraído la frase del estribillo Rock Me Mama de una antigua grabación de Arthur “Boy” Crudup y, como tal, figuraba en el copyright. Así que, tal como sostiene Secor, se podría decir que esta canción tardó 85 años en completarse…

La letra habla de un viaje en autostop por el sur de Estados Unidos, con destino final en Raleigh (Carolina del Norte), donde el protagonista espera reunirse con su amante. El estribillo reza: “Balancéame como un vagón con ruedas, balancéame como te apetezca, balancéame como el viento y la lluvia, balancéame como un tren que se dirige al sur”.

Escuchemos la grabación original de Old Medicine Crow Show, que pertenece a su álbum O.C.M.S (2004).

Uno de los mayores representantes del country irlandés actual, Nathan Carter, la grabó en Wagon Wheel (2012).

La versión de Darius Rucker alcanzó un gran éxito y consiguió el Grammy a la mejor interpretación masculina de country. La incluyó en su álbum True Believers (2013).

Jason Manns la versionó en Covers with Friends (2016).

Remember When. Alan Jackson, 2003

remember when

Hoy os traigo una de las mejores baladas country en lo que llevamos de siglo. Se la debemos al prolífico Alan Jackson, quien, en 2003, presentó el álbum Greatest Hits. Volume 2, en el que se incluían solo dos composiciones originales: It’s Five O’Clock Somewhere y esta que vamos a escuchar.

De carácter autobiográfico, Remember When se basa en los recuerdos de Jackson sobre su matrimonio. Casado a los 21 años –hace casi 40– con su novia de tiempos escolares, han sabido construir una vida juntos, con pequeños altibajos como su separación en 1998 a causa de la infidelidad de él.

Todas las estrofas comienzan con “Recuerdas cuándo…”. A partir de ahí, el autor va desgranando los momentos de felicidad, inseguridad y esperanza en el porvenir de una unión duradera. La revista Billboard –responsable de la famosa lista de éxitos– dijo de ella: “Es la canción country más conmovedora y mejor escrita que haya llegado a las listas en mucho tiempo”.

Os dejo con la grabación de Alan Jackson.

 

Where Were You (When the World Stopped Turning). Alan Jackson, 2001

where were you

Hace dieciséis años el mundo quedó conmocionado por el ataque contra las Torres Gemelas de Nueva York. La retransmisión en directo del atentado en países situados a miles de kilómetros de distancia fue turbadora, angustiosa. ¿Cómo sería entonces en Estados Unidos?

La música, que suele correr pareja con los tiempos que le tocan en suerte, fue el mejor marco para mostrar la indignación y la incredulidad que los ataques produjeron. Alan Jackson se inspiró en la tragedia para componer una canción que presentó oficialmente en la gala de la Asociación de Música Country, que se celebra todos los años por el mes de noviembre.

La escribió a finales de octubre, con la idea de que no tuviera ninguna carga política y sorteara el clima de venganza. Quería que fuera una canción patriótica, que se centrara en los sentimientos. Su don de la oportunidad hizo que fuera un éxito inmediato: ganó varios premios en la Asociación de Música Country, así como en la Academia de Música Country, y fue reconocida la como mejor canción country en la ceremonia de los Grammy.

En diciembre de ese mismo año ya había alcanzado el primer puesto de las listas, y la crítica cayó rendida a sus pies: “Se han escrito muchas canciones sobre del 11-S pero ninguna capta las emociones desatadas por los ataques terroristas mejor que esta elocuente balada de Jackson”, dijo Deborah Evans Price, de Billboard.

Incluso los políticos alabaron este ejemplo de cómo la música puede ayudar a sanar las heridas de todo un pueblo. En la letra, el autor lanza una serie de preguntas al aire, intentando abarcar cualquier posible reacción ante el suceso.

Escuchemos ya a Alan Jackson en una actuación en directo en el Grand Ole Opry.

Scotty McCreery la interpretó en 2011.

 

Amazed. Marv Green, Aimee Mayo y Chris Lindsay, 1999

amazed

Hoy vamos a escuchar una canción de amor que se hizo muy popular cuando salió al mercado. Aunque de géneros distintos, recuerda un poco a My Heart Will Go On, de Titanic, que había monopolizado las radios dos años antes (el éxito de nuestro tema fue mucho más modesto, claro).

Amazed fue grabada originalmente por el grupo de country-pop Lonestar y se convirtió, con diferencia, en su mayor hit: estuvo 41 semanas en las listas country, ocho de ellas como número 1, e incluso traspasó las fronteras del country y se instaló en las listas que miden los éxitos del pop. Aún hoy, casi 20 años después, sigue teniendo sus incondicionales, prueba de ello es que hasta 2016 se estima que había vendido más de un millón y medio de copias.

En la ceremonia de los Grammy de 2000 fue nominada a la mejor canción country, si bien fue desbancada por otro éxito de la época, Come on Over, de Shania Twain (como veis, los Grammy siempre han tendido a lo más comercial).

La letra nos presenta a un hombre enamorado que se confiesa gratamente “sorprendido” por todo lo que hace su pareja.

Os dejo con la grabación original de Lonestar, que apareció en su álbum Lonely Grill (1999).

Cuando Scotty McCreery saltó a la fama, esta fue una de las primeras versiones que interpretó en 2011. Tenía solo 17 años.

 

If You Ever Have Forever in Mind. Vince Gill y Troy Seals, 1998

if you ever

He aquí una de las mejores baladas de los años noventa. Escrita por Vince Gill y Troy Seals –este último miembro del Salón de la Fama de compositores de Nashville–, la crítica no le escatimó ningún elogio y subrayó la clase que desprende, su suavidad atemporal y el toque de piano.

La sentida interpretación de Gill le valió un Grammy a la mejor interpretación masculina de country. Un hombre le dice a su pareja que si alguna vez quiere comprometerse con alguien hasta el fin de sus días –“si alguna vez tienes la eternidad en mente”–, él estará ahí.

Apareció en el álbum The Key (1998), de Vince Gill.

Bobby Wayne Lawson hizo su propia versión.

Lew Sleeman le dio un aire de blues en 2005.

 

Little Bitty. Tom T. Hall, 1996

little bitty

Se hace difícil escoger entre la nutrida discografía de Alan Jackson, pero a buen seguro que en cualquier selección que se hiciera aparecería Little Bitty, que Tom T. Hall, uno de los grandes compositores de la industria, escribió para él.

De carácter alegre, el tema relata la eterna historia de un romance, sirviéndose de la palabra del título para construir su discurso: la “pequeñita” luna de miel, la compra de la “pequeñita” casa, la “pequeñita” nómina, el “pequeñito” bebé, es decir, todo lo que constituye la “pequeñita” vida. Su espíritu se podría resumir en uno de sus versos: “El pequeño mundo da vueltas y más vueltas, un poco de silencio y un poco de sonido”.

Alan Jackson se encargó de popularizarla en su quinto álbum, Everything I Love (1996).

A principios del mismo año, su autor, Tom T. Hall, la cantó en Songs from Sopchoppy.

Finalmente, la danesa Wenche Hartmann, que ha dirigido sus pasos hacia el country, la incluyó en su álbum Dance the Night Away (2007).

 

I Let Her Lie. Tim Johnson, 1995

i let her lie

Una de las voces más interesantes que surgió en los 90 fue la de Daryle Singletary. Su disco de debut, Daryle Singletary (1995), hacía presagiar una carrera prometedora que supo cumplir con las expectativas, si bien es cierto que hoy con menor intensidad: su último trabajo ha sido una colaboración con Rhonda Vincent que vio la luz en julio pasado.

A este disco de debut pertenece la canción que vamos a escuchar, I Let Her Lie, que alcanzó el segundo puesto de las listas cuando apareció como single. La crítica habló muy bien de ella, especialmente de la credibilidad de Singletary al micrófono. En 2003 el tema fue recuperado para un recopilatorio de varios artistas, The very best of country love.

La canción fue escrita por Tim Johnson, que murió víctima del cáncer hace cinco años. Johnson fue un compositor muy prolífico y escribió éxitos para multitud de artistas, como God Only Cries, de Diamond Rio, Do you believe me now, de Jimmy Wayne, o This Heartache Never Sleeps, de Mark Chesnutt, por citar solo algunos.

Volviendo a nuestra canción, el narrador habla en ella de las repetidas infidelidades de su mujer y finge creer las excusas que le pone (“una noche de lágrimas me confesó sus pecados y dijo que no me volvería a engañar; yo la dejé mentir”). Escuchemos ya a Daryle Singletary en su álbum homónimo.