Alan Jackson o cómo recuperar el honky-tonk

Alan-Jackson-SQ-384x384
Nacido en Georgia en 1958, como tantos artistas country empezó en el coro de la iglesia local, donde se embebía con el gospel. Años más tarde, empezó a interesarse por el country (en particular por el honky-tonk) y se trasladó a Nashville a mediados de los ochenta. Allí entró en contacto con Glen Campbell, que cimentó su carrera. Esta despegó en 1999, cuando fue nominado a varios premios en la Asociación de la Música Country. Dos años más tarde, Randy Travis y la leyenda del country Roy Acuff le presentaron como miembro del Grand Ole Opry.
Los años noventa fueron su década. Sus discos Arista Records Here in the Real World (1990), Don’t Rock the Jukebox (1991) y A lot ‘bout Livin’ (and a little ‘bout Love) (1992) y su fértil colaboración con Randy Travis constituyeron otros tantos aciertos.
Por cierto que Jackson es un tipo fiel. Trabajó para Arista Records desde sus inicios, en 1989, hasta 2011. El cambio de siglo inclinó la balanza del country hacia el pop, lo que no agradó a nuestro protagonista que, sin embargo, supo adaptarse al nuevo escenario, a raíz sobre todo de la canción Where Were You (When the World Stopped Turning), que compuso en homenaje a las víctimas del 11-S y por la que ganó un Grammy.
En 2006 sacó uno de los álbumes gospel más vendido de los últimos años, Precious Memories, un guiño a la música que le acompañó durante su infancia. En la actualidad, sigue dando guerra y, en julio del pasado año, publicó Angels and Alcohol, del que ya os he hablado aquí. Actualmente está inmerso en la gira Keepin’ it Country, para celebrar sus 25 años de trayectoria.
Escuchemos uno de sus múltiples números 1, Livin’ on Love, de su álbum Who I Am (1994) y que salió como single ese mismo año. En este emotivo himno al amor, una pareja une sus destinos cuando son jóvenes y envejecen juntos. No tienen nada material, pero no importa: sólo necesitan el amor para vivir. Veamos el vídeo de 1994 (ojo al acompañamiento del fiddle).

Chattahoochee. Alan Jackson y Jim McBride, 1992

Alan_Jackson_-_Chattahoochee

La de hoy es, ya lo veréis, una de las canciones más alegres de la música country. De ritmo rápido y corte optimista, se desarrolla en las inmediaciones de una innominada localidad a orillas del río Chattahoochee, en la frontera entre Georgia y Alabama. El tema apareció en el tercer disco para Arista Nashville de Jackson, A Lot ‘Bout Livin’ and a Little ‘Bout Love (1992), cuyo título está extraído precisamente de uno de los versos de esta canción. La Asociación de la Música Country le otorgó los premios al mejor single, publicado en mayo de 1993, y canción del año, y la crítica ensalzó su letra, que trata del paso de la infancia a la adolescencia. Jim McBride contó en una entrevista cómo fue el proceso de escribirla. Él era de Alabama y estaba familiarizado con el río Chattahoochee, mientras que Alan había crecido en Noonan, Georgia, una población cercana también a este río. Le enseñó lo que llevaba hecho a Jackson, y este le felicitó por ella. Siguieron trabajando juntos en Tallahassee (Florida) y la terminaron al día siguiente en Thibodaux (Louisiana). El protagonista alude a una noche de viernes con sus amigos, en la que hablan “de coches y de mujeres. No teníamos un plan determinado, sólo vivíamos el momento”. En la siguiente estrofa, recuerda sus primeros escarceos amorosos: “Empañamos los cristales de mi viejo Chevrolet. Yo estaba dispuesto pero ella no estaba preparada, así que terminamos comiendo una hamburguesa y un helado”. En fin, que aprendió “mucho de la vida y un poco del amor”. Una escena que recuerda a La última película, a la que ya nos hemos referido aquí. Escuchemos a Alan Jackson en el citado disco A Lot About Livin’ and A Little ‘Bout Love (1992). El valenciano Juáner Domínguez hizo una excelente versión de este clásico.