El rival del Grand Ole Opry

the national barn dance
En abril de 1924, un año y medio antes de que naciera el Grand Ole Opry (aquí podéis ver la entrada que le dediqué en su día), vio la luz otro programa de similar factura, National Barn Dance (“El baile del granero nacional”), emitido por la cadena WLS-AM. La cadena, con sede en Chicago, todavía existe, no así el programa, que mezclaba con acierto música, comedia y espectáculos de teatro. Esto es, el National Barn Dance fue el precursor directo del Grand Ole Opry.
Edgar L. Bill, director de la emisora, fue su primer presentador, tan solo una semana después de poner en marcha su proyecto de radiodifusión. Nacido y crecido en una zona rural, intuía que la idea tendría éxito: a la gente de campo le gustaba bailar y divertirse en el granero los días de fiesta. Acertó. El programa era tan demandado, que no tardaron en salirle imitadores –sin ir más lejos, el citado Grand Ole Opry, que se acabaría imponiendo hasta llegar a nuestros días.
A partir de la década de los 30, la NBC se hizo cargo de sus emisiones y, en 1946, una cadena aún mayor, la ABC, tomó las riendas. Desde 1957 y ante el cansancio de la audiencia, la ABC decidió eliminar las emisiones en directo. Finalmente, el espacio desapareció en 1968.
Una de sus primeras estrellas fue Bradley Kincaid, y en la nómina de “habituales” también figuraron Red Foley, Gene Autry, The DeZurik Sisters, Jenny Lou Carson, Henry Burr o Pat Buttram, entre otros.
Escuchemos ya algunas de sus canciones.
Clyde Julian Foley, más conocido como Red Foley, fue descubierto por un cazatalentos de la WLS. Su Blues in my Heart, obra de Benny Carter e Irving Mills, es un precioso lamento de amor: “Debería haber sabido desde el principio que me dejarías con esta tristeza en el corazón”, dice. Y añade: “La lluvia cae del cielo, incluso el sol empieza a llorar”.

La trayectoria de Gene Autry en el National Barn Dance se inició en 1930. Empezó cobrando 35 dólares a la semana, muy lejos de los 1.500 que recibiría en lo más alto de su carrera. Una de las canciones que más le pedían en el programa era That Silver Haired Daddy of Mine (ya escuchada aquí). Escuchemos otro de sus éxitos, You Only Want Me When You’re Lonely. El narrador se queja de ser siempre el segundo plato de su pareja: “Sé que soy alguien al que te diriges cuando tu nuevo amor te ha rechazado, solo me quieres cuando estás sola”.

The DeZurik Sisters, un grupo compuesto por las hermanas Mary Jane y Carolyn, se inspiraron en el canto de los pájaros y el lenguaje de otros animales. Disfrutad de The Arizona Yodeler.

Anuncios

Una pareja que trasciende la ficción

Clare+Bowen+Sam+Palladio+Arrivals+Self+Rocks+AAsXNTvEOHsl
En 2012 Callie Khouri, la guionista de Thelma y Louise, se embarcó en un proyecto relacionado con la música country: una serie que retratara la vida cotidiana en Nashville de varios personajes. La cadena ABC, la misma que retransmite desde 2006 los premios de la Asociación de la Música Country, se interesó por la idea, y hoy Nashville ha completado ya sus dos primeras temporadas y se encuentra inmersa en la tercera, de la que se han emitido siete episodios.
La serie no alcanza, en mi opinión, las expectativas de calidad previstas y deseables, pero hay que reconocer que la música ilustra a la perfección el panorama country actual.
Uno de sus mayores descubrimientos ha sido la colaboración entre dos actores y cantantes, Sam Palladio, que interpreta a Gunnar Scott, y Clare Bowen, Scarlett O’Connor en la ficción. Y aunque la serie es netamente americana, en su fondo y en su forma, por extraño que parezca ninguno de los dos es oriundo de Estados Unidos. Clare Bowen es australiana y, según ha declarado, creció admirando el bluegrass, mientras que Sam Palladio, de 27 años, es británico y, desde 2012, aprovechado sin duda el tirón de Nashville, ha sacado nada menos que ocho singles.
Empezamos el recorrido con una canción que no fue escrita originalmente para la serie, If I Didn’t Know Better, que pertenece al álbum del grupo The Civil Wars titulado Live at Eddie’s Attic (2009). La formación ha ganado en los últimos Grammy el premio al mejor dúo o grupo. Personalmente, prefiero esta versión de Palladio y Bowen.

Os pongo ahora la de The Civil Wars para que juzguéis por vosotros mismos.

Los temas que siguen sí fueron escritos directamente para la pantalla. Os dejo con una de sus mejores colaboraciones en la primera temporada: Fade into You (“Desvanecerme en ti”). Su éxito fue tal, que los invitaron al Grand Ole Opry para interpretarla en directo.

I will fall, escrita por Tyler James y Kate York.

Casino, obra de Morgane Hayes y Natalie Hemby.

Change Your Mind, escrita por Troy Verges, Gordie Sampson y Hillary Lindsey.

When the right one comes along.

Why Can’t I Say Goodnight, de Kim Richey y Angelo T. Petraglia.

Y ahora algunas canciones de ellos en solitario. Aquí Sam Palladio canta It Ain’t Yours to Throw Away (“No es tuyo para desperdiciarlo”).

Otra de Sam Palladio, Can’ Get it Right.

Ahora le toca el turno a Clare Bowen con este Everytime I fall in love.

Y, para despedirnos, otra canción intimista de Clare Bowen, Black roses.