Vince Gill, el artista country masculino con más Grammy

vince-gill-456-102311
Vincent Grant Gill nació en Oklahoma en 1957. Su padre, abogado de profesión y músico a tiempo parcial en un grupo country, le introdujo en este género. Ni corto ni perezoso, nuestro protagonista aprendió a tocar el banjo, la mandolina, el dobro, la guitarra, el bajo y el fiddle. En el instituto, actuó en una banda de bluegrass y, tras graduarse, llegó a colaborar con otro de los grandes, Ricky Skaggs. Debutó en 1979 en un disco colectivo de country-rock, y el mismísimo Mark Knopfler le propuso unirse a Dire Straits, oferta que rechazó.
Su carrera despegó a mediados de los 80. El Grand Ole Opry se fijó en él y en 1991 le acogió como miembro. Desde 1990, ha ganado 20 Grammys y una lluvia de premios tanto en la Academia como en la Asociación de Música Country. Entró en el Salón de la Fama en 2007 y, en la actualidad, sigue en plena forma: este mismo mes sacará su próximo álbum, Down to My Last Bad Habit.
Go Rest High on That Mountain pertenece a When Love Finds You (1995). La canción, escrita por él mismo, se inspira en la muerte del cantante country Keith Whitley, fallecido en 1989; si bien Gill no la acabó hasta la muerte de su propio hermano en 1993. Se trata, como podéis imaginar, de una balada elegíaca, que comienza diciendo: “Sé que tu vida en la Tierra fue atormentada y que solo tú conociste el dolor”. El tema fue un éxito instantáneo: ganó el premio a la mejor canción del año en la ceremonia de 1996 de la Asociación de la Música Country y dos Grammys ese mismo año. Aquí os dejo con el vídeo original que MCA Nashville publicó en 1995.

Y me despido con la versión que cantó Vince Gill en el Grand Ole Opry, junto con Alison Krauss y Ricky Skaggs.

Country Urbano (XVIII)

new orleans 2
44. Crescent City. Lucinda Williams compuso esta canción para su tercer álbum, Lucinda Williams (1988), como homenaje a Nueva Orleans, “la ciudad del creciente”. Influida por la música cajun, no faltan en la letra referencias al estado de Louisiana: el lago Pontchartrain, la pequeña ciudad de Mandeville… Aunque fue escrita muchos antes del Katrina, volvió a ponerse de moda a raíz del huracán. Escuchémosla y, como dice la canción, “laissez les bons temps rouler”, o, lo que es lo mismo, “que vengan los buenos tiempos”.

En 1993, Emmylou Harris la versionó en su álbum Cowgirl’s Prayer.

45. Back to New Orleans. Fundado en 1998, Old Medicine Crow Show es un grupo especializado en música folk y bluegrass, que empezó actuando en las calles. Dos años más tarde, la leyenda del bluegrass Doc Watson los descubrió tocando en Boone, Carolina del Norte, y, con semejante padrino, se trasladaron a Nashville, donde actuaron en el Grand Ole Opry. Hasta la fecha han sacado 8 álbumes de estudio, y este tema pertenece a su EP Caroline (2008). Nueva Orleans ejerce una atracción irresistible para su narrador, que está dispuesto a llegar allí como sea. Tras perder su billete de autobús, pide dinero al primero que se cruza en su camino y lleva ya 40 días con sus noches caminando bajo el sol ardiente de Texas para cumplir su sueño.

46. Do you know what it means to miss New Orleans. Nació como un tema de jazz, y la oímos por primera vez en la película New Orleans (1947), con Louis Armstrong y Billie Holiday, pero la versión que os traigo hoy es de uno de los mayores exponentes del bluegrass de nuestros días, Alison Krauss, quien la grabó en 1989, a los 18 años. La canción está tan asociada a esta ciudad, que David Simon la escogió para cerrar su serie Treme.

Escuchemos a Jimmy Buffett junto a Allen Toussaint al piano en 2006.

Disco del mes (septiembre)

alabama-southerndrawl-album-cover
Este mes nos ha sorprendido gratamente el regreso de un grupo legendario del country. Tras 14 años de ausencia, cuando presentaron su último álbum de estudio, When It All Goes South, el pasado 18 de septiembre apareció Southern Drawl. Sí, estamos hablando de Alabama.
Se trata del álbum número 23 de su carrera, el primero bajo el paraguas de BMG Chrysalis. Randy Owen, Jeff Cook y Teddy Gentry concibieron la idea de volver a lo grande mientras grababan el pasado año una colección de clásicos góspel, y el fruto ha ido madurando en los últimos seis meses. Tal como ha declarado Cook, la música country era muy distinta cuando se apartaron de la industria, por lo que sus fans van a notar un sonido diferente en este disco. Baladas y otras canciones más animadas definen su núcleo. Una de ellas, Come Find Me, cuenta con la colaboración de Alison Krauss, que pone la voz y toca el fiddle. Otra, One by One, constituye un cálido homenaje a uno de los artistas favoritos de Alabama, Conway Twitty.
Escuchemos su único single hasta la fecha, Wasn’t through loving you yet. Se trata de una balada en la que el narrador suplica desesperadamente a su pareja que no lo abandone: “No te vayas, no te atrevas, no voy a respirar sin ti en el aire, no me digas que lo único que voy a conseguir es un beso de despedida porque todavía no he terminado de amarte”. Al micrófono, Randy Owen.

This ain’t just a song es otra canción muy personal. En junio de este año Alabama brindó un concierto a sus fans y, al finalizar el mismo, Teddy Gentry invitó a algunos de ellos a escuchar este tema en su camión. Y se quedaron impresionados…

Southern Drawl en Amazon

Don Williams, el gigante gentil de la música country

Don-Williams
Hace 75 años nacía en Floydala, una pequeña localidad de Texas, nuestro protagonista. Desde niño se interesó por la música, y a los tres años ganó su primer concurso vocal. ¿El premio? Un despertador. Aprendió a tocar la guitarra y, tras acabar sus estudios, formó el grupo folk Pozo-Seco Singers en Corpus Christi, Texas, que no se desmanteló hasta 1971.
Williams emprendió su carrera en solitario, y a fe que lo hizo bien: solo cuatro de sus más de 40 singles no llegaron al Top 10. A lo largo de su trayectoria, mereció el premio al single del año por Tulsa Time (1978), concedido por la Academia de Música Country, y la Asociación de Música Country le otorgó, ese mismo año, su reconocimiento como mejor vocalista masculino. Como compositor, sus canciones han sido interpretadas por los más grandes, entre ellos Johnny Cash, Lefty Frizzell, Josh Turner, Alison Krauss, Waylon Jennings, Alan Jackson o Eric Clapton, y su influencia ha traspasado fronteras (Nigeria, Kenya, Australia, Ucrania…), si bien sus mayores éxitos, fuera de Estados Unidos, los ha cosechado en Reino Unido. En 2010, entró en el Salón de la Fama de la Música Country. Hoy, sigue en activo y en marzo de 2014 sacó su último álbum, Reflections.
Escuchemos aquí It must be love, uno de sus 17 números 1. La letra habla de los extraños sentimientos que provoca el amor: “Primero siento frío y calor, parece que me voy a incendiar pero no, caigo como un gorrión pero vuelo como una paloma, debes de ser el sueño que he estado soñando, qué sentimiento, debe ser amor, qué si no puede ser”. Os dejo con la versión original de Don Williams para el álbum Expressions (1978).

La magnífica versión de Alan Jackson (1999) también llegó al número 1 de las listas al año siguiente y, en mi opinión, supera incluso el original. El tema aparecía en su álbum Under the Influence.

See you tonight

scotty-see-you-tonight
Una de las voces más interesantes del panorama musical country en Estados Unidos es Scotty McCreery. Este joven de 20 años, oriundo de Carolina del Norte, empezó su carrera en 2011, tras ganar el concurso American Idol. En octubre del pasado año, mientras asistía a la universidad, grabó su tercer disco con el sello Mercury Records, debutando como el número 1 de los más vendidos en su primera semana.
Hasta el mes de marzo de este año se han vendido 211.000 unidades de See you tonight, todo un éxito para su productor, Frank Rogers, y, cómo no, para nuestra estrella, un declarado admirador de Josh Turner, de quien ha versionado alguno de sus clásicos.
See you tonight consta de 13 pistas, de las que McCreery prefiere Carolina Moon, un tema que ensalza las bellezas de su estado natal y en el que aparece Alison Krauss.
Escuchemos el single homónimo que se ha editado de este álbum. See you tonight fue escrita por el propio Scotty McCreery en colaboración con Ashley Gorley y Zach Crowell. Como ha dicho Matt Bjorke, de Roughstock, “se trata de una canción fresca y llena de juventud”, en la que el narrador nos confiesa la necesidad que tiene de ver a su novia, porque, desde luego, no le basta con hablar con ella por teléfono o guardar multitud de fotos suyas. Su éxito ha sido tal, que Scotty fue invitado a cantarla en el Grand Ole Opry.

See you tonight en Amazon

Bluegrass, la hierba azul del country

Kentucky
A mediados del siglo XX, surgió en los estados del sudoeste de Estados Unidos un nuevo género musical que bebía de las raíces de la música americana.
Fue en el siglo XVIII cuando a la región de los Apalaches llegaron inmigrantes provenientes de Inglaterra, Escocia e Irlanda, que llevaron con ellos sus influencias musicales. Las canciones que interpretaban eran baladas acompañadas de música bailable, tocada por uno o varios violines. En ocasiones también se acompañaban de otros instrumentos de cuerda, como el banjo de cinco cuerdas, la mandolina, la guitarra de resonancia o dobro y, ocasionalmente, la armónica.
En un principio, esta música era conocida como hillbilly (al igual que el resto de la música country), pero, tras la eclosión de festivales de música “rural”, se le buscó un nombre más comercial y se eligió “bluegrass”, por ser una música asociada a Kentucky, estado conocido como el de la “hierba azul” por un tipo de vegetación autóctona con pigmentos azulados. A su vez, Bill Monroe, considerado el padre de la música bluegrass, creó un grupo llamado los Bluegrass Boys.
Otros eximios representantes de este género son Lester Flatt y Earl Scruggs, los Stanley Brothers, Ricky Scaggs o Alison Krauss e, incluso, Dolly Parton o Patty Loveless, que también han coqueteado con él.
O Brother, la película de los hermanos Coen de la que ya hemos hablado aquí, presenta una banda sonora country y bluegrass que se alzó con el Grammy al álbum del año en 2002.
En fin, para aquellos que no se puedan permitir viajar a Estados Unidos a escuchar bluegrass, diré que en la República Checa son unos grandes admiradores de este estilo, celebrado por numerosos festivales anuales en todo el país.
Para más información, aquí os dejo el enlace en inglés de la Asociación de Música Bluegrass
Y qué mejor que introducirnos en esta música que escuchando una joya interpretada por Ralph Stanley (en activo a sus 86 años) y por la portentosa voz de Patty Loveless. El tema, Pretty Polly, tiene orígenes escoceses. La historia que narra es desgarradora: una mujer es atraída a un bosque, donde un hombre abusa de ella.