Sobre héroes y tumbas (III)

vietnam
Escuchemos hoy una serie de canciones que, aunque apunten a la guerra de Vietnam, trascienden su época merced a un mensaje válido para cualquier conflicto armado.
En 1970, Dolly Parton sacó su álbum As long as I love, al que pertenece este Daddy Won’t Be Here Anymore. La mujer se lamenta de haber perdido a su marido en la guerra y, aunque no se posiciona a favor ni en contra, lo único que sabe con certeza es que sus hijos no entenderán por qué su padre no estará con ellos nunca más.

En la letra de Dear Uncle Sam, Loretta Lynn escribe una carta al gobierno estadounidense, en la que le dice que necesita más a su marido que ellos, lo que no significa que no ame a su país. La canción termina cuando recibe un telegrama que empieza: “Lamentamos informarle…”. No necesita leer más.

Cambiemos ahora a una canción antimilitarista, idónea para cualquier guerra –de hecho, no cita ninguna en particular–. En 2003, Willie Nelson publicó su single Jimmie’s Road, en el que hace un repaso por todo lo que se ha perdido el protagonista, Jimmy, caído en una guerra: el camino de Jimmy, el árbol de Jimmy, la hierba de Jimmy. Todo se frustró cuando llegó el campo de batalla de Jimmy, donde aprendió a matar, y finalmente la tumba de Jimmy, donde descansa su cuerpo.

Hello, I’m Dolly. Dolly Parton, 1967

Helloimdolly
Escuchemos hoy algunos fragmentos del disco de debut de Dolly Parton. Aunque esta gran dama del country había publicado varios singles desde 1959, no se lanzó a grabar su primer LP hasta ocho años más tarde, dentro del sello discográfico Monument Records –fue el único que hizo para ellos, ya que luego fichó por la todopoderosa RCA– y con la producción de Fred Foster.
De este álbum aparecieron dos singles, Something Fishy y Dumb Blonde, que escucharemos a continuación. Hello, I’m Dolly atrajo la atención de Mr. Grand Ole Opry, Porter Wagoner, que la invitó a trabajar con él, dando lugar a una de las asociaciones profesionales más fructíferas de la música country.
En el disco incluyó temas escritos e interpretados por ella, así como éxitos de otros artistas. Se aprecia en ellos la juventud e inexperiencia de Parton, que todavía no había alcanzado esa voz característica con la que triunfaría posteriormente.
A propósito de las reediciones, Monument sacó en 1972 el doble disco The world of Dolly Parton, que incluía completo el disco que nos ocupa, y As Long As I Love, con material inédito. En 1988 el mismo sello lo sacó en formato CD.
Aunque fue escrita por Parton, I’m in No Condition fue un éxito para Hank Williams, Jr.

Fuel to the Flame fue escrita por Dolly y su tío Bill Owens. Skeeter Davis había hecho una versión anterior, pero aquí vamos a escucharla en la voz de nuestra protagonista.

Dumb Blonde es la canción que abre el disco. Fue escrita por Curly Putman.

El otro single salido del LP es Something Fishy.

Y os dejo con otra composición conjunta de Dolly Parton y su tío: The Little Things.