Pam Tillis, cantante y actriz

tillis

Hace 60 años nacía en Florida la hija de Mel Tillis. Creció en Nashville, y esa combinación –ser la hija de uno de los artistas country más conocidos y pasar su infancia en la meca del género– guió sus pasos hacia ese mundillo. A los ocho años debutó en el Grand Ole Opry de la mano de su padre, cantando el clásico del folk Tom Dooley (aquí podéis ver la entrada que le dediqué). Durante la universidad tocó en dos grupos, The High Country Swing Band y en un dúo con Ashley Cleveland, quien después se especializaría en música folk.

A los 19 años dejó la universidad y se dedicó de lleno a la música. Su primera composición, The Other Side of the Morning, que grabó Barbara Fairchild, data de 1976. A principios de los 80 firmó un sustancioso contrato con Warner Bros. Nashville, con los que sacó nueve singles y un álbum, Above and Beyond the Doll of Cutie (1983). A finales de esa década cambió a Arista Nashville, donde disfrutó de sus mayores éxitos, entre ellos su único número 1, el single Mi Vida Loca (My Crazy Life). Sus discos Homeward Looking Angel (1992) y Sweetheart’s Dance (1994) fueron reconocidos, además, como discos de platino.

En el año 2000 Pam entró en el Grand Ole Opry, e inició su carrera en la pequeña pantalla. En los últimos años, ha colaborado con Lorrie Morgan, con quien ha sacado dos discos de dúos, el último de los cuales vio la luz en noviembre del pasado año con el título Come See Me and Come Lonely, en el que versionaban diversos clásicos del country.

Don’t Tell Me What to Do fue escrita por Harlan Howard y Max D. Barnes en 1988, y Pam Tillis la grabó en su álbum Put Yourself in My Place (1990). Una mujer pide a su expareja que no se crea con derecho a aconsejarle qué hacer con su vida: “Te amaré para siempre si quiero”, dice.

 

Gira a la derecha y luego, todo recto

country faith
Estas son las indicaciones para llegar al cielo, según la canción gospel que vamos a escuchar hoy. Su intérprete, Barbara Fairchild, disfrutó de bastante éxito en los inicios de su carrera –a los 15 años presentó su primer single–, pero este se fue diluyendo paulatinamente. Una pena, porque era una buena cantante. Quizá la industria le diera de lado cuando decidió irse de Nashville para hacerse un hueco en Missouri, donde hoy reside y actúa regularmente. Otra de las razones estriba en que, a partir de los años 90, se ha orientado más hacia el gospel, un subgénero algo minoritario en la actualidad.
El tema, Just Turn Right and then Go Straight, fue escrito por Billy Ray Reynolds, que, aparte de dedicarse a la música, ha hecho también sus pinitos como actor de televisión. Fairchild lo incluyó en su álbum The Light (1991), editado por el sello Benson. Dos años después aparecería también en Country Faith, un álbum que reunía temas de este estilo de varias estrellas del country.
“Si quieres hablar con el Padre, debes ir a través del Hijo. Mantén los ojos en la carretera virtuosa hasta que llegues a las puertas de perlas. Antes era un pecador que vagaba sin propósito en este mundo, ahora, a través de la gracia de Dios, he sido liberado”, dice la letra. Aquí, vemos a Fairchild acompañada por Brian Sklar y Prairie Fire en el programa televisivo No. 1 West, en 1991.

Sin relación con la anterior, esta canción del joven Brian Harrison lleva el mismo título.