Como hermanos (XVIII): York Brothers

brother-in-old-town-of-prague-picture-id459725533

Brother in old town of Prague

Los York Brothers fueron unos de los pioneros del rockabilly. Se llamaban George (1910-1974) y Leslie Muddleduck (1917-1984) y nacieron en Kentucky, aunque se movieron por diversos lugares, buscando triunfar en el mundo de la música.

Intuyendo, seguramente con razón, que “Muddleduck” no era un nombre muy comercial, se lo cambiaron por York. En aquellos años, las parejas de hermanos estaban muy de moda, como estamos viendo a lo largo de esta serie, así que pronto se hicieron un hueco y firmaron con Decca Records en 1941.

La industria del entretenimiento sufrió un lógico parón durante la Segunda Guerra Mundial y hasta 1946, una vez finalizada, no pudieron reanudar su carrera. Entonces se trasladaron a Nashville y se unieron al Grand Ole Opry. Allí consiguieron su segundo contrato relevante con el desaparecido sello King Records, especializado en música hillbilly. A principios de los 60, se retiraron de los escenarios y del mundo discográfico.

La primera canción que grabaron fue Hamtramck Mama, un tema dedicado a Hamtramck, limítrofe con Detroit, ciudad esta última que les acogió durante varios años. La letra hace referencia a una mujer de Hamtramck famosa por sus artes amatorias, y provocó un escándalo tal, que el alcalde la prohibió (a la vista del interés que suscitó –vendió unas 300.000 copias solo en Detroit– se ve que la censura no surtió efecto). La grabaron en varias ocasiones; ésta data de 1947.

Otro tema dedicado a Detroit, concretamente a lo más conocido de la ciudad, su industria automovilística, es Motor City Boogie (1950).

River of Tears (1952) va de una ruptura: el protagonista se siente tan triste, que sus lágrimas harán que se forme un río.

Tras ser abandonado, el narrador de House with no Windows (1955) promete aislarse del mundo para que nadie vea su pena y su dolor.

Ahora, una muestra del primer rockabilly, Tremblin’ (1951).

You Get Mad (1956) fue compuesta por Johnny Bryant. Un tipo está harto de que su pareja se queje por cualquier cosa y le advierte de que, como siga así, la va a mandar de vuelta a la casa de su padre.

Ahora, una rareza. Los York Brothers también se atrevieron con el español y, para probar sus dotes con la lengua de Cervantes, escogieron la canción mexicana Rancho Grande. Os dejo con este dúo… y con su acento profundamente americano.

Como no podía ser menos, también rindieron homenaje al lugar que les vio nacer en Kentucky, compuesta por Carl Davis y que cuenta con numerosas versiones. Esta interpretación es de 1953.

Anuncios

El country marca su territorio (X)

kentucky 1 27. Blue Moon of Kentucky. Una de las canciones bluegrass más conocidas es esta de Bill Monroe, dedicada a su estado natal, el de la hierba azul. El padre del bluegrass, como se lo conoce popularmente, compuso el tema en 1947. Elvis Presley le cambió el ritmo para su carta de presentación en 1954, en un sencillo junto con That’s all right. Aquí os dejo su interpretación del clásico. 28. Kentucky. En su álbum Tragic Songs of Life (1956), del que ya hemos hablado aquí, The Louvin Brothers cantaron al estado de Kentucky en esta canción compuesta por Carl Davis. “Kentucky –reza la letra– es la tierra más querida aparte del cielo”. Este tema ha conocido numerosas versiones: las más conocidas son las de los Everly Brothers y los Osborne Brothers, quienes la salpicaron con unas gotitas bluegrass. Escuchad la grabación original de los Louvin Brothers. 29. My Old Kentucky Home. El himno oficial de Kentucky fue compuesto por Stephen Foster en 1852 y publicado en enero del año siguiente con el nombre de My Old Kentucky Home, Good Night. La canción observa vínculos claros con la literatura, ya que se cree que Foster se inspiró en la novela ambientada en Kentucky La cabaña del tío Tom, que había sido publicada ese mismo año por Harriet Beecher Stowe. Desde 1928, el tema goza de la consideración de canción oficial del estado, y es interpretada como tal en multitud de eventos, desde el Derby de Kentucky hasta partidos de fútbol o baseball. Escuchemos la versión de John Prine, fiel al original de Stephen Foster de mediados del siglo XIX.