Clay Walker, otro ejemplo de country neotradicionalista

clay walker

Ernest Clayton Walker nació en Texas en 1969. Cuando tenía nueve años, su padre le regaló una guitarra y así empezó su pasión por el country. A los 16 años, lo contrató George Jones y a los 19 empezó su carrera como cantante y se curtió con sus primeras giras.

Unos años después entró en la órbita del productor James Stroud, quien le consiguió su primer contrato con Giant Records, donde se mantuvo hasta el cierre del sello en 2001.

Walker fue uno de los nombres clave del country de los 90, con álbumes alabados tanto por crítica como por público, como Clay Walker (1993), If I Could Make a Living (1994), Hypnotize the Moon (1995) o Rumor Has It (1997).

Hoy, que parece haberse impuesto el country pop, la fama de Clay, más devoto de los sonidos tradicionales, no es la que era. En 1996 le diagnosticaron esclerosis múltiple, que hasta la fecha no se le ha manifestado, y comenzó una batalla para concienciar a la gente sobre esta enfermedad. Su último single, Right Now, apareció en 2015.

El tema que vamos a escuchar, Live Until I Die, pertenece a su disco de debut, Clay Walker (1993), del que salieron otros tres singles, que triunfaron en las listas. Escrita por el propio autor cuando tenía 17 años, se trata de un tema autobiográfico, uno de sus preferidos, inspirado en la granja de sus abuelos, donde desempeñaba todo tipo de labores. En la letra, el protagonista se enorgullece de su vida en el campo: “No me preocupo de cosas que no puedo cambiar, no quiero pensar en el mañana, no necesito nada de lo que el dinero pueda comprar, no tengo que suplicar, robar o pedir prestado, sólo quiero vivir hasta que me muera”.

 

Anuncios

Earl Thomas Conley, el pensador del country

earl thomas conley
En 1941 nacía Earl Thomas Conley en Ohio. A los 14 años, se mudó con su hermana a Dayton, en el mismo estado, y, tras finalizar sus estudios, se alistó en la armada, donde permaneció hasta 1968. Al reincorporarse a la vida civil, movido por un incuestionable talento musical que bebía de los grandes –Merle Haggard o George Jones entre otros– se trasladó a Nashville, pero el éxito se le resistió en los primeros compases y vivió temporalmente en Hunstsville, Alabama.
Allí firmó su primer contrato con el sello independiente GRT, en 1974. Cinco años más tarde, su carrera despegó con las alas de la Warner Bros. Records, que cambiaría por Sunbird. Aupado al estrellato en los años 80, hilvanó nada menos que 18 números 1 en esa década, sólo superado por Ronnie Milsap y el grupo Alabama. Durante los 90, el público le dio la espalda y, desencantado, abandonó la música, a la que, no obstante, ha vuelto en los últimos años con giras regulares, si bien su último disco, Perpetual Emotion, data ya de 1998. Precisamente este mes de mayo se ha embarcado en una gira que le llevará por Alabama, Texas, Wisconsin, Illinois o Kentucky, tras el concierto que dio en Nevada la semana pasada.
Uno de sus mayores éxitos fue Holding Her and Loving You, por la que fue nominado al Grammy a la mejor actuación vocal country masculina en 1983. La canción pertenece al álbum Don’t Make it Easy for Me y fue escrita por Walt Aldridge y Tom Brasfield. El narrador se encuentra dividido entre dos mujeres. La primera fue buena con él cuando los tiempos eran difíciles, por lo que le cuesta abandonarla, aunque reconoce que a su pareja actual la ama más. “Lo más difícil es abrazarla a ella y amarte a ti”.

En 1998 Clay Walker hizo una versión de este tema.

La faceta de Conley como compositor ha hecho que numerosos artistas se hayan fijado en su obra, como Blake Shelton, que grabó All Over Me en su álbum de debut Blake Shelton (2001).