Golden Ring. Bobby Braddock y Rafe VanHoy, 1976

golden ring

Hoy vamos a gozar de uno de los mejores dúos de la música country. George Jones y Tammy Wynette fueron toda una sensación durante la primera mitad de los 70, y no sólo por su carrera artística, sino porque habían contraído matrimonio en 1969 y los medios solían referirse a ellos como Mr. and Mrs. Country Music.

Los problemas con el alcohol de Jones dieron al trate con esta unión –se divorciaron en 1975–, pero a su sello discográfico, Epic, no se le escapaba el tirón que todavía tenía la ex-pareja, y al año siguiente sacó un álbum con dúos grabados por Jones y Wynette con anterioridad o justo después del divorcio, como este vamos a escuchar.

La letra, obra de Bobby Braddock y Rafe VanHoy, no podía ser más apropiada para la situación que atravesaba la pareja. Dos enamorados van a comprar en una tienda de empeños su anillo de boda, que se instituye en centro de la canción. Al cabo del tiempo, el amor se enfría, se deshacen del anillo y éste vuelve al escaparate de la tienda, donde otra pareja lo mira con ilusión: “Por sí solo, no es más que un frío anillo metálico, solamente el amor le puede dar vida”.

Según declaró Braddock, la inspiración para componer este tema le vino de un documental donde hablaban de un arma de fuego que pasaba sucesivamente por las manos de un cazador, un policía, un criminal y un padre de familia que la utilizaba para defenderse.

En primer lugar escuchemos la versión original de George Jones y Tammy Wynettte, que incluyeron en el álbum homónimo Golden Ring (1976) y alcanzó el número 1 de la lista Billboard.

Emmylou Harris y Dwight Yoakam la interpretaron en directo en 1992.

Os dejo ahora con Alan Jackson y Lee Ann Womack en una interpretación a dúo en el Grand Ole Opry.

Ahora, una versión de estudio incluida en el álbum Classic (2012), de Terri Clark. En este tema colabora con Dierks Bentley.

Anuncios

Country Boy. Ricky Skaggs, 1984

Ricky-Skaggs-Country-Boy-499079
Hoy vamos a escuchar algunos fragmentos de uno de los títulos que cimentaron la carrera de Ricky Skaggs, Country Boy, una brillante exaltación del bluegrass que editó Epic y llegó al número 1 de las listas. No faltan en este álbum una versión de Bill Monroe, padre del género, y de Carter Stanley, de los Stanley Brothers.
Country Boy es un tema escrito por los británicos Tony Colton, Albert Lee y Ray Smith. Cuando salió como single, llegó al número 1, el noveno de su trayectoria. La letra dice que “aunque parezca un urbanita con sus zapatos brillosos no es más que un recogedor de algodón, un chico de campo de corazón”.

En 1960 George Jones compuso Window Up Above, la favorita entre las suyas. Habla de un hombre que mira a través de la ventana –soportándolo a duras penas– a su pareja en brazos de otro hombre: “Veo cómo las nubes acechan y una tormenta hará naufragar nuestro hogar”, dice. Skaggs la recuperó para este disco.

Escuchemos ahora la versión original de Jones.

Something in my Heart fue escrita por Wayland Patton y se convirtió en el primer single del disco. Un tipo no puede quitarse de la cabeza a la mujer que le acaba de abandonar, y todo le recuerda a ella.

El tema que vamos a escuchar ahora figuraba también en el disco, pero esta versión es un directo de Skaggs con el grupo Super Pickers, que sonó en el Ryman Auditorium, sede del Grand Ole Opry. Os dejo con Wheel Hoss, compuesta por Bill Monroe.

I’m Ready to Go es un tema de corte religioso compuesto por Carter Stanley y William Herbert York. El narrador está dispuesto a abandonar esta vida porque oye una voz suave y baja, la de su maravilloso Salvador. Por cierto, esta fue una de las primeras, si no la primera, canción que descubrí de Ricky Skaggs. Sin más, escuchemos al artista con su grupo, los Kentucky Thunder.

Pancho & Lefty. Willie Nelson y Merle Haggard, 1983

pancho and lefty
El primer álbum de colaboración entre Willie Nelson y el recientemente fallecido Merle Haggard fue una perfecta muestra de lo que estos iconos serían capaces de hacer juntos en el futuro.
El sello Epic reunió a los dos representantes del outlaw country más prometedores del momento. El título del disco está extraído de la canción homónima de Townes van Zandt (1972), que abre el disco aunque fue una de las últimas que se grabaron. Nelson lo recuerda así: “El disco estaba casi terminado pero tenía la impresión de que faltaba una buena canción para un buen single y mi hija Lana sugirió Pancho and Lefty. Ni Merle ni yo la habíamos oído nunca. La grabé con mi grupo y hubo que despertar a Merle, que ya se había retirado a dormir”.
Cuenta la historia de un bandido mexicano, Pancho y, un compañero suyo, Lefty, que termina abandonándolo para rehacer su vida en Ohio. Escuchemos ya este número 1.

Half a Man fue escrita por Willie Nelson. En la letra, el narrador se lamenta de que su pareja le haya convertido en un hombre a medias.

It’s My Lazy Day fue escrita por Smiley Burnette allá por los años 40 y Bob Wills la grabó en 1946. Escuchemos aquí la versión de Willie Nelson y Merle Haggard.

Haggard escribió Reasons to Quit expresamente para este disco, y fue el primer single que salió del mismo. El narrador, deprimido, siente que solo le quedan “razones para abandonar”.

A modo de respuesta a esa canción, Haggard y Nelson quisieron incluir No Reason to Quit, obra de Dean Holloway en cuyo último verso escuchamos: “Sé en el fondo que soy hombre suficiente para cambiar, pero no tengo ninguna razón para abandonar”.

Take this Job and Shove it. Jonny Paycheck, 1977

take this job
La mayoría de las canciones contenidas en este álbum son versiones de otros cantantes o fueron más tarde versionadas por otros artistas. Constituyó el mayor éxito de ventas de Johnny Paycheck –disco de platino– y conoció hasta tres singles: el que da título al disco (ya escuchado aquí), que fue número 1 en la lista Billboard, Colorado Kool-Aid y Georgia in a Jug, que escucharemos después.
Producido por Epic, el sello en el que trabajaba el recientemente fallecido Billy Sherrill, fue este quien le dotó de un marcado sonido outlaw y ese oportuno carácter desenfadado.
Bobby Braddock, uno de los grandes compositores country, es el responsable de Georgia in a Jug. La chica deja al protagonista, y este, al no poder hacer el viaje que había proyectado con su pareja, no se desanima y se larga de todas formas: va a México “en un vaso de tequila”, a Puerto Rico “en una botella de ron” y luego regresa a casa, a Georgia, “en una jarra”.

Blake Shelton la incluyó en The Dreamer (2003).

El tercer single del disco fue Colorado Kool-Aid, con letra de Phil Thomas. La historia, recitada con un leve acompañamiento instrumental, trata de una pelea de bar, en el que los protagonistas beben cerveza de la marca Colorado Kool-Aid.

The Spirits of Saint Louis es una canción compuesta por Roger Bowling y R. J. Jones. La bebida vuelve a ocupar un lugar central. El narrador se pasa todos los días en el bar para olvidar su amor perdido, pero ni “todos los espíritus de San Luis pueden sacarla de su mente”.

Escuchemos ahora From Cotton to Satin (from Birmingham to Manhattan). Escrita por James Vest y David Chamberlain, habla de un granjero de Birmingham (Alabama) que se enamora de una chica que le convence de que hipoteque su granja y se vayan a vivir a Nueva York. Allí la mujer conoce a un hombre rico, se va con él y nuestro protagonista se vuelve a casa con las manos vacías. Al final, el destino se “venga”, pues encuentran petróleo en las tierras del granjero.

Esta es la versión de Gene Watson.

El primo del productor Billy Sherrill, Mark, fue uno de los coautores de The Fool Strikes Again, junto con Steve Davis y Gary Cobb. Un tipo le pone los cuernos a su pareja una y otra vez, pero ella siempre le termina perdonando y él se siente un estúpido por no poder evitar “ser tentado por el pecado”.

Charlie Rich la grabó al año siguiente. Me despido por hoy con él.

Ricky Skaggs, el niño prodigio

ricky skaggs
Ricky Lee Skaggs nació hace 60 años en Cordell, Kentucky. A los seis, ya tocaba la mandolina y colaboraba con el legendario Bill Monroe, padre del bluegrass. Posteriormente, entró en contacto con Lester Flatt y Earl Scruggs e intentó ingresar en el Grand Ole Opry, donde lo rechazaron porque todavía era un niño. Formó su primer grupo, los Clinch Mountain Boys, con 16 años, y cuatro después grabó su primer disco, That’s It. Su talento innato le llevó a colaborar con Vince Gill o Emmylou Harris y en los años 80 se convirtió en la voz más autorizada y modélica del bluegrass, dignidad que ha ostentado hasta ahora.
El productor y guitarrista Chet Atkins dijo de él: “Él solo ha salvado la música country”. Con 14 Grammys en sus vitrinas, su último disco, Hearts Like Ours, en colaboración con Sharon White, se puso de largo en septiembre del pasado año; y, junto con la citada White y Ry Cooder, este mes está recorriendo toda la geografía estadounidense en una gira.
Compuesta por Earl Scruggs, Lester Flatt, Carl Butler y Earl Sherry en 1960, Ricky Skaggs grabó Crying My Heart Out Over You en 1981, y al punto se convirtió en uno de sus grandes temas. El single lo lanzó el sello Epic y no tardó en alcanzar lo más alto de las listas (fue el primer número 1 para Skaggs). La letra es el lamento de un hombre que ha perdido a su compañera (“esos ojos azules ahora sonríen a alguien nuevo”), y llora tanto, que hasta el corazón se le sale del pecho.

Los maestros del bluegrass, y coautores de la canción, Earl Scruggs y Lester Flatt ya la habían grabado en su disco Dim Lights, Thick Smoke and Country Music (1960).

Charlie Rich, una mezcla de estilos

Charlie Rich
Nacido en Arkansas, en una familia de granjeros, en 1932, Charlie Rich empezó a cantar gospel en su niñez. Durante la guerra de Corea formó parte de la fuerza aérea estadounidense y tuvo tiempo de dedicarse a su mayor pasión, la música, fundando su primer grupo, The Velvetones, del que también formaría parte su mujer, con la que estuvo casado 43 años.
Tras abandonar el ejército, empezó a trabajar con la Sun Records y allí tuvo la ocasión de conocer a Johnny Cash, entre otros. Tras un breve paso por la RCA fue contratado por Smash Records, pero sus singles seguían sin arrollar. Finalmente, en 1967, firmó con la Epic, donde su carrera subió ya como la espuma. En los años 70, gracias a sus éxitos The most beautiful girl y Behind Closed Doors, ganó dos Grammys y fue considerado uno de los mejores baladistas del sonido Nashville. Murió repentinamente tras asistir a un concierto que daban su hijo y Freddy Fender en 1995.
Escuchemos ahora su balada más conocida –y la que más vendió–, The most beautiful girl, que fusiona sabiamente el country y el pop. Escrita por Bill Sherril, Norris Wilson y Rory Michael Burke, Rich la cantó en 1973. He aquí su versión para el sello Epic.

La original, grabada con el título de Hey, mister, es de 1969 y la cantó Norris Wilson, uno de los compositores, pero pasó sin pena ni gloria.

Engelbert Humperdinck hizo una versión de este tema dándole un toque más pop.

En 1975 la cantante sueca de Abba Ani-Frid Lyngstad grabó una versión con letra de Stig Anderson llamada Vil du laana en man, que apareció en su disco Frida ensam.

El country marca su territorio (XXXIV)

texas cowboys
97. Singing Again in Texas. Esta canción habla sobre una carrera frustrada. El protagonista se va a Nashville a probar fortuna como letrista, pero no tiene éxito y, encima, conoce a una chica en Tennessee que le rompe el corazón. Con tantas desgracias, no tiene más remedio que volverse a Texas a cantar en un honky-tonk. El cantautor nacido en Oklahoma Jeremy Castle es el artífice de este tema.

98. Way down Texas way. ¿Qué sería de la música country sin los violines o fiddles? Esta canción nos ofrece una buena muestra de su importancia. Es obra de Asleep at the Wheel, un grupo fundado en Virginia en 1970 y que aún sigue en activo, aunque con otros miembros. El tema, de 1987, fue incluido en su LP Ten, editado por el sello Epic y con el que la formación consiguió su segundo Grammy (de un total de 9 hasta la fecha) al mejor instrumental country. Como dice la canción, “adiós, goodbye, amigos… me voy a Texas; allí tocan buena música de fiddle todas las noches”.

99. Dream on Texas Ladies. Seis años tenía Rex Allen Jr. cuando empezó a cantar. Le venía de familia: su padre era el cantante de country conocido como el cowboy de Arizona, y tal vez en su homenaje compuso el hijo el himno oficioso de este estado (entrada del 8 de mayo). El tema de hoy fue compuesto en 1984 y pertenece a su disco On the Move. Trata sobre el anhelo irrefrenable de las cowgirls texanas, que sueñan con los cowboys y los bebés que tendrán con ellos.