Ricky Van Shelton, una estrella efímera del country

079893359823

Nuestro protagonista de hoy nació hace 66 años en Virginia, y se retiró de la música hace casi doce. Su padre cantaba góspel, y en ese estilo se inició él, aunque pronto su interés derivó al country. Tras aterrizar en Nashville, en 1986 consiguió su primer contrato con Columbia Records y, al año siguiente, presentó su disco de debut, Wild-Eyed Dream. El resto de esa década y la primera mitad de la siguiente fueron sus años dorados, con discos como Loving Proof (1988), RVS III (1990), Backroads (1991), Don’t Overlook Salvation (1992) o A Bridge I Didn’t Burn (1993).

Como os decía, su carrera empezó con fuerza, pero, a partir de mediados de los 90, tuvo que hacer frente a su declive. En 1997 formó su propia discográfica, RVS, y siguió sacando discos hasta el año 2000, cuando vio la luz Green Fried Tomatoes. Comercialmente hablando, las cosas le iban cada vez peor, y en 2006 rindió su espada.

Os dejo con Living Proof. No fue su primer número 1, pero sí el primer número 1 que escribieron expresamente para él, ya que los anteriores habían sido versiones. Obra de Johnny McRae y Steve Clark, Van Shelton incluyó esta balada en su disco Loving Proof (1988). Cuenta la historia de dos amantes que dejaron de tener contacto hace tiempo. Cuando uno de ellos regresa, no pueden evitar enamorarse de nuevo; y el narrador concluye que son “la prueba viviente de que el amor nunca muere”.

 

Anuncios

Wide Open Spaces. Dixie Chicks, 1998

wide open spaces

En la historia del country nos encontramos con algunos dúos de hermanos; menos habitual, al menos hasta los años 80, era que las parejas fueran de hermanas.

Dixie Chicks (Las chicas de Dixie) iniciaron su carrera en 1989, pero tuvieron que pasar unos cuantos años antes de que alcanzaran notoriedad con este álbum, el cuarto de su trayectoria. Compuesto por las hermanas Martie Erwin Maguire y Emily Erwin Robinson, así como por la cantante Natalie Maines, conquistarían dos Grammy por este trabajo, a la mejor actuación de un dúo country por There’s Your Trouble y al mejor álbum country.

Víctimas de la moderna “caza de brujas” que sufren quienes se limitan a expresar su opinión, en un concierto en 2003 en Londres, poco antes de la invasión de Irak, expresaron su vergüenza por que Estados Unidos se embarcara en esa guerra. Aunque sus críticas fueron acogidas con simpatía en Reino Unido, en Estados Unidos las emisoras de radio y los fans boicotearon su carrera.

Escuchemos ya los singles de este disco, que fue editado por el sello Monument.

I Can Love You Better fue escrita por Pamela Brown Hayes y por el compositor de origen griego Kostas. La protagonista intenta convencer a su amante de que se olvide de su pareja, porque ella “le puede amar mejor”.

El primer número 1 en las listas de Dixie Chicks (y el primero del sello Monument en veinte años) fue este There’s Your Trouble, obra de Mark Selby y Tia Sillers.

Escuchemos el tema que le da título, Wide Open Spaces. Fue escrito por Susan Gibson –que ya la había grabado en Wayside– cinco años antes de que saliera el disco. La versión de Dixie Chicks ganó el premio al single del año por la Asociación de Música Country. La letra nos habla de una chica que abandona el hogar para encontrar “un lugar en las nubes, unos cimientos de piedra”, porque necesita “espacios amplios y abiertos, espacio para cometer grandes errores, necesita nuevas caras, conocer los riesgos”.

Escuchemos la versión original de Susan Gibson.

You Were Mine fue escrita por las dos hermanas fundadoras, Emily Erwin y Martie Robinson, y es de corte autobiográfico, ya que aborda el divorcio de sus padres.

El último single fue Tonight the Heartache’s On Me, de Mary W. Francis, Johnny McRae y Bob Morrison, sobre una mujer que intenta olvidar en un bar su reciente ruptura sentimental.

En 1994 Joy Lynn White la había grabado en Wild Love.