Golden. Lady Antebellum, 2013

golden
El trío Lady Antebellum –compuesto por los vocalistas Hillary Scott y Dave Haywood y el instrumentalista Charles Kelley– venía pisando fuerte, sobre todo a raíz de su inmenso éxito Need You Now (ya escuchado aquí). Prueba de ello fue este álbum, su cuarto trabajo, que llegó a ser número 1, con más de 160.000 copias vendidas la primera semana, y que gozó igualmente del favor de la crítica.
En Golden, Lady Antebellum incorpora elementos del pop, lo que sirvió para ampliar su público, aunque, en el otro platillo de la balanza, en algunos cortes sea casi imposible reconocer el sabor del country. El disco produjo tres singles: Downtown, Goodbye Town y Compass.
Empecemos con la canción que le da título, Golden, escrita por Scott, Kelley, Haywood y Eric Paslay, que la grabaron al año siguiente junto a Stevie Nicks. Os dejo, sin embargo, con la original. En esta balada el narrador compara las gracias que adornan a su pareja con “algo dorado”.

El primer single que apareció fue Downtown, compuesta por Luke Laird, Shane McAnally y Natalie Hemby. Aunque en principio estaba pensada para que la interpretara Miranda Lambert, finalmente el trío se hizo con ella. La protagonista plantea a su novio que la lleve al centro (su melodía es bastante pegadiza, pero la letra resulta poco original).

Otro de los singles fue Goodbye Town, canción en la que Hillary Scott, Charles Kelley, Dave Haywood y Josh Kear abordan una ruptura en la que uno de los componentes de la pareja desea abandonar la ciudad porque todo en ella le recuerda su relación.

El tercer y último single fue Compass, compuesta por Mikkel Eriksen, Tor Erik Hemransen, Ammar Malik, Ross Golan, Daniel Omelio y Emile Haynie. Se trata de una de las canciones más alegres del disco, con un mensaje muy optimista, ideal para superar cuaquier trance con su consejo de “dejar que nuestro corazón sea nuestra brújula cuando estemos perdidos”.

Blown Away. Carrie Underwood, 2012

Blown_Away_album_cover
El cuarto álbum de Carrie Underwood tardó más de un año en gestarse, pero el resultado fue muy satisfactorio. No solo recibió críticas muy positivas, sino que obtuvo un considerable éxito comercial: en su primera semana, vendió más de un cuarto de millón de unidades y hasta la fecha se estima que ha vendido cerca de cuatro millones de copias.
Un año después, y para rematar, también triunfó en la temporada de premios. Underwood ganó el Grammy a la mejor actuación en solitario por el tema que da título al disco y, además, sus compositores fueron distinguidos con el premio a la mejor canción country. Producido por Mark Bright, vio la luz en Arista Nashville. Escuchemos ya los singles que aparecieron.
El primero fue Good Girl, obra de Carrie Underwood, Chris DeStefano y Ashley Gorley. Aquí, la narradora advierte a una chica de que su novio no es bueno para ella.

Blown Away fue escrita por Chris Tompkins y Josh Kear, viejos conocidos de Underwood, para quien habían escrito ya otro de sus grandes singles. La historia que cuenta, con palabras de la propia Underwood, es la de un mago de Oz moderno. Un huracán azota Oklahoma y una niña se refugia en un sótano para salvar la vida. Desde siempre, ha sufrido a causa del alcoholismo de su padre, a quien es incapaz de despertar para alertarle del peligro, y secretamente desea que la lluvia y el viento acaben con todo. A la cantante le gustó tanto la canción, que bautizó al disco con su título.

Carrie Underwood, Hillary Lindsey y Josh Kear escribieron Two Black Cadillacs, cuya letra aborda una venganza, la que llevan a cabo dos mujeres que se enteran de que su pareja mantiene una relación con ambas a la vez.

Por último, disfrutemos de See You Again, de Underwood, Lindsey y David Hodges. La protagonista confía en encontrarse de nuevo con su ser querido, que acaba de fallecer.

Disco del mes (septiembre)

vinyl
Desde que empezó esta sección dedicada a la publicación del álbum country más destacado de cada mes, no había aparecido un protagonista tan joven como en esta ocasión. Ayer, 30 de septiembre, salió a la venta el disco de debut de William Michael Morgan, Vinyl, su primer trabajo para Warner Bros. Nashville.
Nacido en Mississippi hace 23 años, Morgan –que, por cierto, acaba de ser padre– ha recuperado en su primer disco, que consta de once pistas, las esencias del country más clásico, y su estilo ha sido comparado con el de George Strait cuando era joven.
Su primer single apareció en agosto de 2015 y fue incluido en el EP que sacó al mercado en marzo pasado. Escrita por Sam Hunt, Trevor Rosen y Shane McAnally, la canción lleva por título I Met a Girl, y William Michael Morgan la interpretó en su debut como estrella invitada en el Grand Ole Opry. Evoca el encuentro del protagonista con la chica de sus sueños, y destaca por el uso de la guitarra acústica.

Vinyl, obra de Ashley Gorley, Wade Kirby y Carson Chamberlain, también figuraba en el EP de marzo. El narrador compara su amor con una canción de un disco de vinilo: “La historia que tenemos es un poco anticuada, pero tú eres un clásico instantáneo; ya no las hacen como tú; deja que la aguja lo toque toda la noche; nada va a parar este ritmo”.

Por último, escuchemos Missing, escrita por Mark Irwin, Josh Kear y Andrew Dorff. Aquí un hombre quiere desconectar de todo y estar “desaparecido” durante un tiempo. “Sé que el buzón estará lleno de facturas y tendré 100 mensajes para revisar, pero justo ahora estoy ocupado tomándomelo con calma. No puedo preocuparme de eso”.

Vinyl en Amazon

Country Urbano (XL)

copenhagen
108. Tijuana Jail. Llegamos a la ciudad más occidental de América Latina, en México, muy cerca de la frontera con California. Su lema es “Aquí empieza la patria”. La canción fue compuesta por Denny Thompson y grabada en 1959 por el grupo de folk The Kingston Trio, formado por Dave Guard, Bob Shane y Nick Reynolds. Apareció en el LP The Best of the Kingston Trio (1962). La letra nos habla de unos amigos que van a divertirse a México y recalan en un garito donde se juega y corre el licor. Terminan en la cárcel de Tijuana, de donde no pueden salir porque no pueden pagar la fianza de 500 dólares.

109. Panama City. Este tema podría encajar igualmente en el ciclo dedicado a las ciudades dentro de las fronteras de Estados Unidos, ya que la ciudad de Panamá es, amén de la capital del estado centroamericano homónimo, el nombre de una ciudad de Florida. Escrita por Mark Irwin, Chris Tompkins y Josh Kear para el álbum de Lee Brice I Don’t Dance (2014), el protagonista evoca una escapada romántica que hizo con su pareja a los 18 años a la ciudad de Panamá. El único recuerdo que le queda de ese momento es una fotografía.

110. Copenhagen. Crucemos el charco hasta Europa. Lucinda Williams estaba de gira, concretamente en la capital de Dinamarca, cuando se enteró de la noticia de la muerte de su ex mánager Frank Caralli y le escribió esta canción. “Has desaparecido, has sido liberado, eres como motas de luz. Te echamos de menos”, dice. Todo eso ocurre cuando “oigo una lengua maravillosa que no entiendo”. El homenaje apareció en su álbum Blessed (2011), editado por Lost Highway.

Need You Now. Hillary Scott, Charles Kelley, Dave Haywood, Josh Kear, 2009

need you now
Estamos ante uno de los mayores éxitos country-pop de Lady Antebellum, un grupo formado por los tres primeros compositores de esta canción. Apareció en el disco homónimo que vio la luz en 2010, aunque el año anterior ya pudimos escucharlo como primer sencillo del álbum.
La canción arrasó en Irlanda, Canadá, Nueva Zelanda, Noruega, Holanda o Israel, y fue la revelación de la temporada, con cuatro estatuillas en la ceremonia de los Grammy de 2011: mejor canción, mejor canción country, mejor disco y mejor actuación vocal por un grupo. También cosechó algunos premios en la Academia y la Asociación de Música Country, lo que repercutió en su tremendo empuje comercial. Hasta la fecha ha vendido más de seis millones de copias y en 2011 se convirtió en la canción country-pop más bajada de la historia. Además, ha sido utilizada en distintas series de televisión como Glee.
¿Quién habría dicho que este fenómeno se escribió en menos de dos horas? Así lo contó Charles Kelley: “Fue una de esas canciones que salió verdaderamente rápido. Pero no creo que supiéramos lo que realmente teníamos cuando salimos por la puerta. Solo pensábamos que habíamos escrito un par de buenas canciones”.
La letra nos enfrenta desde los dos puntos de vista a la soledad que experimenta una pareja que está momentáneamente separada, quizá por una riña de enamorados. Es la una y cuarto y las dos partes tienen los mismos pensamientos: llamar por teléfono a su pareja porque, aunque dijeron que no llamarían, “he perdido todo el control y te necesito ahora”.
Escuchemos la versión original de Lady Antebellum.

En 2011 Adele, con la colaboración de Darius Rucker, nos brindó una versión de este tema en la ceremonia de entrega de los premios CMT, que también incluyó en su disco 21. En mi opinión, no puede compararse con el original.

La canción se volvió a poner de moda en Reino Unido en 2012, ya que, en el concierto para celebrar el jubileo de diamante de Isabel II, Gary Barlow y Cheryl Cole montaron esta nueva versión.