Chattahoochee. Alan Jackson y Jim McBride, 1992

Alan_Jackson_-_Chattahoochee

La de hoy es, ya lo veréis, una de las canciones más alegres de la música country. De ritmo rápido y corte optimista, se desarrolla en las inmediaciones de una innominada localidad a orillas del río Chattahoochee, en la frontera entre Georgia y Alabama. El tema apareció en el tercer disco para Arista Nashville de Jackson, A Lot ‘Bout Livin’ and a Little ‘Bout Love (1992), cuyo título está extraído precisamente de uno de los versos de esta canción. La Asociación de la Música Country le otorgó los premios al mejor single, publicado en mayo de 1993, y canción del año, y la crítica ensalzó su letra, que trata del paso de la infancia a la adolescencia. Jim McBride contó en una entrevista cómo fue el proceso de escribirla. Él era de Alabama y estaba familiarizado con el río Chattahoochee, mientras que Alan había crecido en Noonan, Georgia, una población cercana también a este río. Le enseñó lo que llevaba hecho a Jackson, y este le felicitó por ella. Siguieron trabajando juntos en Tallahassee (Florida) y la terminaron al día siguiente en Thibodaux (Louisiana). El protagonista alude a una noche de viernes con sus amigos, en la que hablan “de coches y de mujeres. No teníamos un plan determinado, sólo vivíamos el momento”. En la siguiente estrofa, recuerda sus primeros escarceos amorosos: “Empañamos los cristales de mi viejo Chevrolet. Yo estaba dispuesto pero ella no estaba preparada, así que terminamos comiendo una hamburguesa y un helado”. En fin, que aprendió “mucho de la vida y un poco del amor”. Una escena que recuerda a La última película, a la que ya nos hemos referido aquí. Escuchemos a Alan Jackson en el citado disco A Lot About Livin’ and A Little ‘Bout Love (1992). El valenciano Juáner Domínguez hizo una excelente versión de este clásico.

Forever and ever, amen. Paul Overstreet y Don Schlitz, 1987

forever and ever
Desde que apareció esta canción, se ha convertido en una de las preferidas por las parejas de recién casados americanos para que suene en sus bodas. A la vista del título, no es extraño que así sea, ya que condensa el anhelo de todos los enamorados que deciden pasar por el altar: te amaré por siempre jamás –aunque en ocasiones se olviden luego de cumplir la promesa.
El tema apareció como single en marzo de 1987, extraído del disco de Randy Travis Always and Forever, y ese mismo año se alzó con el Grammy a la mejor canción country y con el premio de la Academia de la Música Country en la misma categoría.
El narrador intenta convencer a su pareja, de todas las maneras posibles, de que su amor perdurará hasta el día de su muerte: “Dicen que la memoria juega malas pasadas y se pierde con la edad. A mí me pasa, ya me he olvidado de todas las mujeres que he conocido excepto de ti”.
Escuchemos en primer lugar a uno de los autores de la canción, Paul Overstreet, en una actuación en la cadena de televisión Blue Highways.

Sin embargo, el artista que le dio fama fue Randy Travis.

Os dejo ahora con un par de dúos entre Randy Travis y otras estrellas del country. En primer lugar, con Josh Turner, una de las voces más graves del country actual, en una interpretación de 2006.

Ahora, en la compañía del grupo Zac Brown Band.

Nuestro país es poco proclive a la música country, pero hay honrosas excepciones como la del valenciano Juáner Domínguez, que nos regaló esta versión.

Ahora, una voz femenina, la de la noruega Laila Hansen, que la incluyó en su CD Never Again (2003).

Y nos despedimos con el grupo Avett Brothers, que tradicionalmente toca bluegrass, en un concierto que dio en Huntsville, Alabama, en octubre de 2014.