Disco del mes (junio)

WNelson_RideMeBackHome_feat
Que Willie Nelson saque un nuevo disco ya es en sí una buena noticia para todos los amantes del country, y cuando el disco es tan bueno como Ride Me Back Home la noticia se convierte en un acontecimiento. A sus 86 años, Nelson sigue imparable y tan prolífico como siempre, solo nueve meses después de su particular tributo a Frank Sinatra con su álbum My Way. El 21 de junio apareció Ride Me Back Home de la mano de Legacy Recordings y de su productor, Buddy Cannon con el que Willie pretende cerrar su trilogía sobre la “mortalidad”, que inició hace dos años con God’s Problem Child y continuó, en 2018, con Last Man Standing.
El primer single ha sido el tema que le da título, Ride Me Back Home, una canción expresamente escrita para el disco por Willie Nelson y Sonny Throckmorton. Haciendo una analogía entre los caballos, que por razón de edad dejan de ser útiles, y el envejecimiento de las personas, reflexiona sobre la edad: “Ahora no te necesitan, no hay nadie que te alimente, hay vallas por donde solías cabalgar, ojalá pudiera reunir a todos tus hermanos, me llevarías cabalgando de vuelta a casa”.

Otra de las canciones, todo un clásico, es It’s Hard to Be Humble, con una letra llena de humor, como prueba el estribillo: “Dios, es difícil ser humilde cuando eres perfecto en todos los sentidos. No puedo esperar a mirarme en el espejo porque cada día soy más guapo. Es difícil ser humilde pero hago lo que puedo”. Mac Davis la escribió hace casi 40 años y, para esta versión, Willie ha contado con la colaboración de sus dos hijos, Micah y Lukah Nelson.

Otra versión que podemos disfrutar en este trabajo es My Favorite Picture of You, una balada de Guy Clark de 2013 de la que Nelson ha dicho que es una de sus preferidas del disco.

Terminemos con otra canción original que reflexiona sobre el paso del tiempo, Come on Time. Aunque la letra pueda parecer un tanto oscura, la melodía no lo es en absoluto. El protagonista mantiene un diálogo con su viejo amigo, el tiempo, al que reta esperando burlarse de él una vez más: “Ven, tiempo, te he vencido en otras ocasiones, tomaré tus sabias palabras y las haré rimar”. Pero, finalmente, reconoce que el tiempo le ha puesto en su sitio y parece que le está ganando la carrera.

Ride Me Back Home en Amazon

Mac Davis, de compositor a solista

mac davis
En 1942 nacía Mac Davis en Texas. Poco antes de cumplir veinte años, se trasladó a Atlanta a intentarlo en el mundo de la música. Creó un grupo de rock and roll, The Zots, y su potencial como compositor hizo que numerosos artistas se empezaran a fijar en él.
Con Elvis Presley consiguió uno de sus mayores éxitos, In the Ghetto, de cuya salida al mercado, por cierto, se cumplen cincuenta años este mes de abril. Davis también escribió para “el Rey” Memories, Don’t Cry Daddy o A little less conversation. Los 70 fueron su gran momento. Firmó con Columbia Records e incluso llegó a conseguir un disco de oro por Baby, Don’t Get Hooked On Me, que luego escucharemos. A finales de esa década, firmó con Casablanca Records, donde grabó otros singles, pero pronto su estrella se fue apagando y abandonó progresivamente el mundo de la música, aunque no así el del espectáculo en general; ya que se hizo un hueco como actor para la televisión y participó en un musical de Broadway, The Will Roger Follies (1991). En 2000, entró en el Salón de la Fama de Compositores de Nashville.
Al año siguiente de que Elvis grabara In the Ghetto, lo hizo su propio autor, Mac Davis. La canción cuenta la vida de un chico de Chicago abocado a la pobreza y la violencia: “roba un arma y un coche pero no llega muy lejos”. Al final, insinúa que esa forma de vida se va a perpetuar cuando nazca otro niño que se enfrentará a su mismo destino. Escuchemos la grabación de Mac Davis en 1970.

Uno de sus primeros éxitos en solitario fue su single I Believe in Music (1970), incluido en su disco homónimo. La letra exalta la importancia de la música en nuestras vidas.

Baby, Don’t Get Hooked On Me (1972) vendió más de un millón de copias. El protagonista aconseja a su amante que no se enamore de él, porque no está preparado para un compromiso duradero.