What a Crying Shame. The Mavericks, 1994

what-a-crying

Vamos hoy con un grupo country-rock, The Mavericks, que fusiona los sonidos country más tradicional con los Tex-Mex (si queréis profundizar más en sus claves, os recomiendo All you ever do is bring me down, que apareció en La Guitarra de las Musas).

Este que os traigo es su tercer álbum de estudio, editado a través de la filial de MCA en Nashville. Produjo cinco singles y, para su realización, contó con numerosos músicos invitados: guitarristas, compositores y todo tipo de instrumentistas (fiddle, steel guitar, congas, piano, órgano…), lo que le dio ese aire tan variado y atractivo. Una de sus grandes virtudes es el toque rock, que The Mavericks imprime magistralmente, sin traicionar las raíces country de este grupo fundado en Miami.

El tema con el que se abre el disco es There Goes my Heart. Compuesto por Kostas y Raul Malo, en su letra el protagonista se lamenta de la pérdida de su pareja.

Kostas y Malo repiten en la composición del siguiente tema, What a Crying Shame que, aunque gozó de cierto éxito en Estados Unidos, triunfó sobre todo en Canadá.

En la grabación de I Should Have Been True, The Mavericks introduce el western swing gracias a la rica instrumentación de uno de los compositores, Stan Lynch –el otro es, de nuevo, Malo–. En esta balada, el narrador se arrepiente de no haber sido fiel a su mujer.

O What a Thrill fue compuesta por Jesse Winchester, un estadounidense que se nacionalizó canadiense en protesta por Vietnam. El protagonista se entusiasma aquí al pensar en su chica.

Cinco años antes, James House la grabó para su álbum de debut.

Uno de los nombres más conocidos que intervinieron en el disco es el de Bruce Springsteen, quien compuso All that Heaven Will Allow. Sin duda, la versión de The Mavericks hacía justicia a la de The Boss.

Escuchemos la versión original de Bruce Springsteen en Tunnel of Love (1987).

Trisha Yearwood. Trisha Yearwood, 1991

trishayearwood-trishayearwood
Trisha Yearwood, la actual esposa de Garth Brooks, es una estrella del country por derecho propio. Para demostrarlo, hoy vamos a escuchar unos extractos del disco con el que debutó hace 25 años, Trisha Yearwood. Producido por Garth Fundis y de 35 minutos de duración, fue editado por MCA Nashville, que se apuntó así uno de los mejores debuts femeninos en el country, con más de dos millones de copias vendidas. La industria abrió encantada los brazos a la potente voz de Trisha, quien no utilizó su físico como estrategia publicitaria.
Su primer single, y el primer número 1 de su carrera, fue She’s in Love with the Boy, una balada de Jon Ims sobre una pareja de enamorados cuya relación no es bien vista por el padre de ella. Hacia el final, la madre toma partido a favor de su hija y le recuerda al marido que tampoco ellos contaron con la autorización de sus padres para pasar por el altar.

Escuchemos ahora un tema de ritmo lento, Like we never had a broken heart, de Pat Alger y Garth Brooks, quien pone la voz de fondo. En este carpe diem revisitado, la narradora invita a su pareja a centrarse en el momento presente y olvidar que los dos tienen el corazón roto.

That’s What I Like About You es un tema compuesto por John Hadley, Kevin Welch y Wally Wilson. Al contrario que la anterior, es una canción muy alegre en la que la chica desgrana las razones por las que su novio le gusta.

Un año antes James House la incluyó en su disco Hard Times for an Honest Man.

El último single lleva por título The Woman Before me, escrita por Jude Johnston. Una relación no termina de despegar y la mujer sospecha que la culpa la tiene la pareja anterior de su chico, que le hizo mucho daño.

If you ain’t lovin’, you ain’t livin’. George Strait, 1988

If-You-Aint-Lovin-You-Aint-Livin-768x768
Los 80 fueron la década prodigiosa para George Strait: sacó un disco por año y todos vendieron más de un millón de unidades, o sea, que se vistieron de platino. Hablemos de su álbum de 1988, una obra de diez pistas editada por MCA Nashville y que produjo tres singles. Su título, If you ain’t lovin’, you ain’t livin’, está extraído de una antigua canción country que grabó Faron Young en 1954.
Se abre con el tema honky-tonk que le da nombre. Compuesta por Tommy Collins en 1954, habla de que lo verdaderamente importante es el amor: “Puede que tengas un Cadillac, una chabola de 40 habitaciones, un cubo lleno de dinero, pero si no tienes abrazos, besos ni amor, no tienes vida”. Escuchemos la versión de George Strait, primer single del disco.

Faron Young fue el primero en grabarla.

El segundo single llevaba por título Baby Blue. Escrita por Aaron Barker, se dice que Strait quiso homenajear con ella a su hija Jennifer, fallecida a los 13 años en un accidente de coche. La letra dice: “Trajo colores a mi vida que mis ojos nunca habían tocado”.

Famous Last Words for a Fool fue escrita en 1983 por Dean Dillon y Rex Huston. Relata la discusión de una pareja que se acaba separando. Él dijo unas palabras de las que ahora se arrepiente… “Le dije que no la echaría de menos cuando se fuera, que estaba contento de que hubiéramos terminado”. Son, en fin, “las últimas palabras de un tonto”. Escuchemos la versión de George Strait, que se convertiría en el tercer single del disco.

El tema fue grabado por uno de los compositores, Dean Dillon, en 1983.

Tres grandes, Dean Dillon, Vern Gosdin y Buddy Cannon, escribieron Is it that time again, en la que el narrador, que se lamenta en un bar de su reciente ruptura, se pregunta si ya es hora de cerrar y ha de volver a casa, porque no puede soportar otra noche sin ella.

Skip Ewing y Don Sampson compusieron Don’t Mind if I Do, una romántica canción en la que una pareja se prepara para pasar una velada juntos y olvidarse del mundo exterior. Escuchemos la grabación de Strait, que le imprimió un toque de jazz.

Bigger Man than Me, compuesta por Curtis Wayne, insiste en las dificultades de un tipo para enfrentarse a la soledad, y considera que para vencerla sería necesario “un hombre más fuerte que él”.

Bienvenido otra vez, Josh Turner

Josh-Turner-Hometown-Girl-2016-2480x2480
Ha vuelto. La voz de barítono de Josh Turner nos obsequia con un nuevo single, Hometown Girl, el primero desde Lay Low, del que ya os hablé cuando apareció allá por septiembre de 2014.
Dieciocho meses después, sospechamos que este tema formará parte de su sexto álbum de estudio, todavía no anunciado. La canción ha sido escrita en colaboración por Marc Beeson y y Daniel Tashian y editada por MCA Nashville.
Josh Turner nos demuestra que sigue en plena forma, aunque no se prodigue demasiado sacando material nuevo. La letra nos presenta las bondades de la vida en el campo frente a la ciudad, un tema bastante común en el country. En concreto, una chica de una pequeña ciudad parte a Nueva York sin olvidar nunca sus orígenes. Cuando vuelve al pueblo, el protagonista, que siempre ha estado secretamente enamorado de ella, asegura que es todo lo que necesita: “Hay muchas chicas ahí fuera para mí, pero nadie como la del otro lado de la calle”. Curiosamente, este título ya fue utilizado por Mary Chapin Carpenter para su disco de debut en 1987.
Os dejo con Hometown girl, que apareció a finales de mayo.

Your Man. Chris Stapleton, Chris DuBois y Jace Everett, 2005

Yourmancover
Hace dos semanas os hablaba de la canción con la que debutó Josh Turner, Long Black Train, y que incluyó en su primer disco. Hoy toca avanzar en su carrera hacia su segundo disco, Your Man, que apareció a principios de 2006.
El tema que le da título, y que apareció como single en agosto del año anterior, bien se merece la entrada de hoy. La canción ha sido una de las más vendidas de Turner y, en 2012, el single, publicado por MCA Nashville, fue certificado disco de platino, con un millón de unidades vendidas. También fue, por cierto, el primer número 1 de su carrera en las listas; y la Asociación de Compositores, Autores y Editores –algo parecido a la SGAE de aquí– le otorgó el premio a la mejor composición en 2006.
El narrador propone a su pareja que cierre la puerta, baje la intensidad de la luz, ponga música suave y lleven a la práctica aquello que ha “tenido en mente todo el día”; porque, en fin, no se puede creer “lo mucho que le pone ser su hombre”.
Os dejo con la versión original de Josh Turner.

El mismo Turner ha grabado varios éxitos suyos con Randy Travis. Esta es la versión de ambos.

Willie Jones, un joven de 17 años concursante del programa X Factor, la cantó en 2012.

Escuchemos ahora al grupo Home Free, liderado por Tim Froust, en otra versión, esta de 2014.

Reba McEntire, una artista multidisciplinar

reba mcentire 3
Nacida en 1955 en Oklahoma, desde muy pequeña Reba McEntire empezó a cantar animada por su madre, una maestra cuyo deseo frustrado había sido el de convertirse en estrella del country. Junto con sus hermanos, formó el grupo The Singing McEntires y, tras graduarse, fue descubierta por el cantante de country Red Steagall. Firmó su primer contrato en Nashville con Mercury Records (1975). Dos años más tarde actuó por primera vez en el Grand Ole Opry –si bien no llegaría a ser miembro permanente de esta institución hasta 1986–, y publicó su primer álbum. Su verdadero éxito le llegó a mediados de los 80, coincidiendo con su fichaje por el sello MCA Nashville, en el que permaneció hasta 2008. En 1991, varios miembros de su compañía sufrieron un accidente aéreo cuando regresaban de una gira por el país. En 2001 cosechó grandes críticas con el revival de Annie Get Your Gun en Broadway y, poco después, se lanzó a la televisión, donde protagonizó la serie Reba, que se mantuvo seis temporadas en antena y por la que fue nominada al Globo de Oro.
Sus 25 álbumes de estudio –hasta la fecha– han superado los 80 millones de unidades vendidas en todo el mundo. No sin razón, algunos la llaman La reina del country. En 2011 entró en el Salón de la Fama de la Música Country, y en octubre del pasado año anunció un nuevo álbum para 2015.
Una de las canciones que mejor se asocian a Reba McEntire es Fancy, que Bobbie Gentry escribió y grabó por primera vez en 1969. Cuenta una historia muy controvertida. La narradora vive con su madre en Nueva Orleans y carecen de medios económicos (el padre les ha abandonado, no tienen ni para comer o pagar el alquiler, y el hermano pequeño y la madre sufren con rigor las consecuencias). Desesperada, la madre introduce a su hija en el mundo de la prostitución, con la esperanza de que tenga alguna oportunidad en la vida. Le pide que “sea fiel a sí misma pero que sea amable con los hombres y ellos lo serán con ella”. La canción no termina mal, al menos: un hombre se enamora de ella y la saca de esa vida, y la hija no guarda rencor a su madre.
Esta es la original de Bobbie Gentry.

Fancy cayó en el olvido hasta que la versionó Reba McEntire en 1990, dentro de su álbum Rumor Has It. Su anterior productor se había opuesto repetidas veces a que la estrella la grabara, al considerar que Gentry ya había puesto el listón muy alto. Tras cambiar de manager, pudo hacer realidad su sueño. El single llegó al Top 10 de la lista Billboard, y en numerosas ocasiones Reba se ha referido a ella como uno de sus grandes hitos, con el que suele cerrar sus conciertos.

Josh Turner, imparable

lay low
Si hubiera que elegir entre los cantantes country más importantes en la actualidad, el nombre de Josh Turner figuraría en todas las listas. Nacido en Carolina del Sur hace 36 años, el pasado 16 de septiembre lanzó al mercado el single Lay Low (“Pasar desapercibido”)… y fue padre por cuarta vez. Un mes ajetreado, vaya, anticipo de lo que le aguardará a partir de ahora, cuando se eche a la carretera para iniciar una gira por Estados Unidos que le llevará a Dakota del Norte, Alabama, Nuevo México, Texas, Idaho, Nevada, California, Arizona, Pennsylvania, Kentucky, Ohio y el Ryman Auditorium, sede del Grand Ole Opry en Tennessee. Casi nada.
El tema que hoy nos ocupa fue escrito por Ross Copperman, Tony Martin y Mark Nesler y, cuando Turner lo escuchó por primera vez, se enamoró instantáneamente de su filosofía. “Pasar desapercibido es algo que me encanta hacer aunque a veces no pueda”, ha declarado el artista. Este single es el aperitivo que MCA Nashville, su discográfica de toda la vida, nos ha ofrecido a la espera de su nuevo disco, el sexto después de Punching Bag (2012).
La canción comienza con un deseo: el de perderse conduciendo hasta que el móvil se quede sin cobertura, escuchar las gotas de lluvia sobre los tejados y, por supuesto, pasar desapercibido. Con canciones tan buenas como ésta, le va a ser imposible.

El country marca su territorio (XXX)

texas-580x435
85. Deep in the heart of Texas. Comienza hoy una serie de canciones que hablan sobre el mayor estado de los Estados Unidos, a excepción de Alaska. Y hablar del estado de la estrella solitaria es hacerlo de esta canción popular, que alaba la tierra tejana con sus estrellas, sus praderas, su fauna de coyotes y su flora de salvia. Fue escrita en 1941 por Don Swander y June Hershey, y se mantuvo cinco semanas en lo más alto de Your Hit Parade, el programa de radio más escuchado durante la Segunda Guerra Mundial. La versión que vais a escuchar es la de Gene Autry, la más conocida de todas, que cantó en la película Heart of the Rio Grande (1942).

Y, ahora, una curiosidad acerca de este tema tan pegadizo, cuyo estribillo lo acompañaba el público tocando las palmas. Pues bien, la BBC lo prohibió precisamente por este motivo, y es que durante la Segunda Guerra Mundial las autoridades no podían correr el riesgo de que los empleados en las fábricas de armamento lo escucharan y se distrajeran. Increíble, ¿verdad?

86. Somewhere down in Texas. En 2005, George Strait sacó en el sello MCA Nashville un disco al que esta canción da nombre. Strait, oriundo de la pequeña localidad de Poteet, Texas, cuenta que, cuando se retire, lo podrán encontrar descansando en algún lugar de Texas. Fue uno de los temas que eligió para su gira de despedida The Cowboy Rides Along. Sin duda, muy apropiado.

87. The Texas Blues. En ocasiones conocida simplemente como Texas, la canción pertenece al disco de Tex Ritter Wild West (1968). Ritter se identificaba tanto con su estado natal que se cambió el nombre de Woodward Maurice a Tex –mucho más comercial. La letra y la música son de Cindy Walker, y Wayne Gray acompaña al vocalista a la guitarra. El tema hace un exhaustivo recorrido por las ciudades más importante del estado: San Antonio, Houston, Dallas, Amarillo, Fort Worth, El Paso… Se trata de una canción de corte nostálgico ya que el narrador siente “tristeza” cuando no está en alguno de esos lugares.

El country marca su territorio (VII)

georgia 2
18. Georgia Clay. Los hermanos Josh y Charles Kelly compusieron esta canción en 2010 para el álbum homónimo con el que debutaron un año más tarde. Editada por el sello MCA Nashville, la melodía gozó de una buena acogida crítica. Narra la historia de alguien que recuerda con nostalgia sus 17 años –cuando no tenía responsabilidades– y termina comparando ese sentimiento a las buenas cosas, como la vieja arcilla de Georgia.

19. Georgia Bound. Llegamos al benjamín que ha ensalzado el estado de Georgia. Corey White, nacido hace veinte años en Tulsa, Oklahoma, nos regaló en 2013 una canción de amor en la que el protagonista se enfrenta al final de su relación sentimental. La única salida que ve es huir en un tren de mercancías que se dirija a Georgia. A juzgar por este tema, la carrera de White resulta muy prometedora; de hecho, la discográfica BMI, de Nashville, ya le ha ofrecido un contrato.

20. Sweet Georgia Girl. Mac Powell es sobre todo conocido por su pertenencia al grupo Third Day. Hace dos años decidió meterse de lleno en el terreno country y publicó un disco en solitario llamado Mac Powell. Aunque nacido en Alabama (fronterizo con Georgia), se trasladó al estado de los melocotoneros, donde reside actualmente. Allí conoció a la que ahora es su esposa, y, como él dice, su casa está repleta de mujeres de Georgia (también lo son sus hijas), que es de lo que trata la canción: “No hay nada en el mundo como una dulce chica de Georgia”.