Norte y Sur (XII)

guerradesecesion
Aunque menores en número –30.000 frente a los 150.000 que apoyaron a la Unión–, los soldados irlandeses que lucharon por la Confederación también extendieron sus influencias musicales al campo de batalla. Lo vemos en este tema, Song of the Irish Brigade, concebido como una marcha militar para el ejército confederado.

David Kincaid, especializado en versionar temas de la Guerra de Secesión de origen irlandés, nos ofrece ahora este Irish Soldiers. Se trata de una canción patriótica que ensalza las virtudes de los soldados irlandeses.

La “brigada irlandesa” inspiró numerosas canciones, aparte de las ya escuchadas. Por ejemplo, Pat Murphy of the Irish Brigade, también conocida como Pat Murphy of Meagher’s Brigade, en referencia a Thomas Francis Meagher, un auténtico general unionista. Meagher huyó, en efecto, a Estados Unidos, tras ser condenado a muerte en su país por sedición (participó en la Rebelión Nacionalista de 1848). Después de lucirse en el campo de batalla, su muerte no tuvo nada de heroica, pues se ahogó al caerse de un barco a vapor. Escuchemos la interpretación de Bobby Horton de este tema. La canción habla de un valiente joven, Pat Murphy, que muere en una batalla: “Una bala enemiga acabó con su pasión por la gloria”, y ya “nadie leerá sus cartas ni le oirá cantar alegremente”.

He aquí la versión de Chris Morgan.

Mick Moloney la incluyó en su álbum Far from the Shamrock Shore.

Otra canción confederada de origen irlandés es The Wearin’ of the Gray (el gris, como sabemos, era el color del uniforme de estas tropas). Como tantas otras, la canción se originó en Irlanda –en este caso durante la fracasada revolución contra Inglaterra de 1798–, con el título de The Wearing of the Green. Fue utilizada de nuevo durante la definitiva guerra de separación de 1922, ya que los uniformes del ejército republicano irlandés eran también verdes.
Escuchad la versión de Bobby Horton.

Esta es la de Derek Warfield, en su álbum The Bonnie Blue Flag.

Anuncios

Norte y Sur (XI)

guerradesecesion
Aunque la guerra de Secesión se circunscribió a Estados Unidos, los inmigrantes europeos desempeñaron un importante papel en su curso. Los dos países con más presencia en Estados Unidos eran, en aquel entonces, Alemania e Irlanda, y sus soldados se decantaron de forma mayoritaria por los unionistas del Norte.
Fijémonos en Irlanda, que puede presumir por derecho propio de su riquísima tradición musical. Alrededor de 180.000 soldados de este país lucharon en la guerra –un número similar al de los efectivos alemanes–, y no es de extrañar, por tanto, que popularizaran temas como los que vamos a escuchar.
En primer lugar, We’ll fight for Uncle Sam, una adaptación de un famoso tema irlandés, Whiskey in the Jar (“Whisky en la jarra”). He aquí la lectura de David Kincaid.

La letra nos presenta a un inmigrante que acaba de llegar de Killarney (Irlanda). Paddy Kearney no duda en alistarse y no cejará en su empeño hasta que el Sur vuelva al “estandarte estrellado”. Os dejo con la grabación de Gallant Sons of Erin, en su disco No Irish Need Apply (2003).

Aunque el estilo exceda los límites del blog, escuchemos ahora una de las mejores versiones del original Whiskey in the Jar, la del grupo irlandés The Dubliners.

La canción que sigue está dedicada a todos los voluntarios irlandeses que perdieron la vida en el curso de la contienda. The Irish Volunteers tuvo su origen en Irlanda y fue reproducida en Estados Unidos. Esta es la versión de Sons of Erin, en su disco No Need Irish Apply (2003).

Derek Warfield le dio su particular toque.

El tema daría título a un álbum de David Kincaid, publicado en 1998 por el sello Rykodisk. Escuchemos su versión, que abre precisamente el disco y utiliza la melodía de Bonnie Blue Flag.

Por último, Mick Moloney en Far from the Shamrock Shore.