John Denver, el poeta de Colorado

john denver 2
Henry John Deutschendorf, Jr. nació en Nuevo México en 1943. Su padre era militar, y la familia se desplazaba con frecuencia de un lugar a otro. Nuestro protagonista abandonó sus estudios de arquitectura para dedicarse a la música, y lo primero que hizo fue cambiarse el apellido, de origen alemán, por el nombre de la capital de Colorado, estado en el que vivió hasta su muerte.
En 1963 se trasladó a Los Ángeles y formó parte de diversos grupos folk. En 1969 interpretó su gran éxito en solitario Leaving on a Jet Plane (ya escuchada aquí), y en los años 70 era toda una celebridad gracias a temas como Take me home, country roads o Thank God I’m a country boy. En 1977, Colorado le distinguió como Poeta Laureado y, en 2011, con carácter póstumo, fue el primer miembro del recién creado Salón de la Fama de la Música de Colorado (en 1996 había entrado en el de Compositores). Murió en 1997 en un accidente de su helicóptero particular.
Escuchemos Annie’s Song, dedicada a su mujer Annie. Denver la escribió en julio de 1973 en el interior de un telesilla en Aspen, Colorado, para su disco Back Home Again (1974). Las primeras notas están basadas en el segundo movimiento de la quinta sinfonía de Tchaikovski, pero aquí acaban las similitudes. Os dejo con la versión original, con la letra traducida al español.

En el mercado británico triunfaría esta versión instrumental, obra de James Galway, un irlandés de Belfast apodado El Hombre de la Flauta de Oro. La grabación corresponde a 1978.

El checo Karel Gott la versionó en su lengua con el título Kdiz Milenky Placou.

El grupo Mocedades la adaptó como Así fue nuestro amor (1983).

Escuchemos, finalmente, la versión que grabó hace tres años el trío británico Honey Ryder: la voz es de Lindsay O’Mahony, la guitarra rítmica de Matt Bishop, y Jason Huxley toca la principal.

Anuncios

Convoy. C.W. McCall y Chip Davis, 1975

convoy
La canción de hoy es otro ejemplo del subgénero del country conocido popularmente como “canciones de camioneros”, del que ya hemos escuchado aquí Truck Driving Man (1954) y Six Days on the Road (1963). Esta es la más famosa de C.W. McCall –pseudónimo de Bill Fries– y se mantuvo hasta seis semanas en el número 1 de la lista Billboard.
La letra, que introduce multitud de referencias a la vida cotidiana de este colectivo, se resume en una conversación ficticia que mantienen por radio dos camioneros, apodados Rubber Duck (“El pato de goma”) y Pig Pen (“El cerdo Pen”, nombre tomado de un personaje de un cómic muy popular en la época al que se le representaba como un joven muy sucio). En la canción transporta cerdos: en un momento dado, Rubber Duck le pide a Pig Pen que se aparte porque el olor es muy “intenso”.
El límite de velocidad impuesto por la crisis del petróleo de 1973, los elevados peajes y los trucos que se gastan las empresas transportistas para falsificar los registros de las horas de trabajo unen al sector en una protesta que va colmando la caravana o convoy. “Cuando estaban en Tulsa, ya había 85”. Los camioneros conducen sin parar por los lugares fijados por la convocatoria, mientras la Policía, a la que la canción llama “osos” por la mascota del Servicio Forestal de Estados Unidos, les persigue. El éxito de la canción hizo que en 1978 Sam Peckinpah se inspirara en ella para su cinta Convoy.
Esta es la versión original de C.W. McCall.

Escuchemos ahora otra del mismo McCall, que escribió para ajustarse al argumento de la película.

El canadiense Paul Brandt la recuperó en 2004.

C.W. McCall nos entregó una secuela, Round the World with Rubber Duck, en 1976.

Por último, escuchemos al grupo español Mocedades, que la adaptó con el título Aire en su disco Amor de hombre (1982). La letra es de Fernando de Diego.