Still Doing Time. John Moffat y Michael P. Heeney, 1981

still doing time

Este tema fue grabado por primera vez por George Jones, quien conseguiría alcanzar lo más alto de las listas con su sentida interpretación. La canción casaba con la vida de Jones en aquel momento: estaba hundido por su adicción al alcohol y todo hacía presagiar un fatal desenlace. Pero, gracias a la que luego sería su mujer, Nancy Sepulvado, se recuperó, en una historia que recuerda a la de Johnny Cash y June Carter.

Pues bien, la canción habla de un hombre preso de la bebida en un bar. Intenta olvidar su pasado y compara su situación con el cumplimiento de una condena. La carrera artística de Jones no se resintió y los primeros años 80 fueron de lo más fructíferos.

La versión original del cantante se incluye en su álbum Still the Same Ole Me (1981).

Escuchemos el directo de Daryle Singletary, una de las voces más prometedoras del country actual.

 

La zarigüeya

possum
Hoy se cumple el primer aniversario de la muerte a los 81 años de George Jones, que, hasta ese momento, era conocido como “el mejor cantante de country vivo”.
La particular forma de su cara y su nariz le valieron el sobrenombre de “possum” (zarigüeya). Su vida personal se caracterizó por una activa relación con las mujeres (se casó cuatro veces, una de ellas con la también estrella del country Tammy Wynette) y por un creciente alcoholismo que casi le sacó de la escena musical. Fue su cuarta esposa, la única de la que no se divorció, Nancy Sepulvado, quien consiguió mantenerlo alejado de la bebida.
En su carrera alcanzó nada menos que 14 números 1, pero hoy vamos a escuchar el primer tema que lo consiguió allá por 1959, White Lightning. La canción tiene un tono desenfadado y hace referencia a la época en que la gente destilaba licor ilegalmente, ya fuera durante la Ley Seca, ya después, cuando esta se derogó en 1933 y era más barato montárselo por cuenta propia.
En la canción se relata que el padre del protagonista hacía alcohol en las colinas de Carolina del Norte. Un licor al que llamaba “Rayo blanco”, porque era capaz de tumbar a cualquiera…