Todos tenemos algo de Johnny en nosotros

FILE PHOTO: French singer Johnny Hallyday waves to fans attending a ceremony to promote his new album "Jamais seul" (Never alone) at the Virgin Megastore in Paris

El pasado 6 de diciembre nos despertamos con la muerte de uno de los cantautores franceses más internacionales, Jean-Philippe Léo Smet. Tenía 74 años, y, naturalmente, era más conocido por su nombre artístico, Johnny Hallyday. Su muerte llega solo un mes después de que saliera un disco-homenaje en el que quince artistas interpretaban sus temas más famosos, con un título, Quelque chose en nous de Johnny, que celebraba su mítica canción Quelque chose de Tennessee.

Johnny pasó sus primeros años en Londres con su tía, después de que su padre los abandonara y su madre se viera incapaz de hacerse cargo de él. Fue entonces cuando tomó el apellido de su tío, el artista de variedades americano Lee Halliday.

A lo largo de su dilatada carrera, que se prolongó durante casi seis décadas, Hallyday se convirtió en todo un icono del rock francés, siguiendo primero los pasos de Elvis Presley, y vendió más de 100 millones de discos.

Aunque se centró en el rock y el pop, en su ingente discografía nos encontramos con un disco dedicado al country y al folk, Country-Folk-Rock (1972), otro de country-rock, La terre promise (1975), y otro dedicado a la capital de la música country, Nashville 84 (1984), que contiene Drôle de métier y Spécial Enfants du rock. En los últimos años se instaló en Los Ángeles, una ciudad que conocía como la palma de su mano.

Su primera actuación tuvo lugar en 1956, a los 13 años, cuando interpretó La ballade de Davy Crockett.

Escuchemos ahora una de sus canciones más populares, Quelque chose de Tennessee, de su disco Rock’n’Roll Attitude (1985). Este canto a la libertad y a la vida empieza con una parte recitativa sacada de La gata sobre el tejado de zinc, de Tennessee Williams, y su estribillo repite: “Todos tenemos en nosotros algo de Tennessee, esa voluntad de prolongar la noche, ese deseo loco de vivir otra vida, ese sueño interior escrito con sus palabras, esa fuerza que nos empuja al infinito”.

Del disco Nashville 84, concretamente de Drôle de métier, escuchemos Nashville Blues. La canción fue compuesta por Felice y Boudleaux Bryant y Pierre Billon.

El álbum La Terre Promise fue grabado en Nashville y contiene algunas adaptaciones en francés de clásicos del country. Escuchemos, como botón de muestra, el inmortal tema de Kris Kristofferson Help me make it through the night, adaptado al francés por Long Chris con el título Reste avec moi cette nuit.

Por último, os dejo con Ma main au feu, compuesta por Michel Mallory y que aparecía en el disco Country-Folk-Rock (1972). El protagonista refiere una serie de situaciones por las que no estaría dispuesto a poner la mano en el fuego.

Anuncios

La Babel del country (I)

torre de babel
Este blog sostiene que el country no es solo un estilo de música, sino un estilo de vida, y este estilo ha calado hondo en otras latitudes. Diversos artistas lo han hecho suyo, adaptándolo a su lengua vernácula. Empezamos aquí un repaso por los puntos de la geografía mundial donde se sigue con especial interés la música country:
Alemania. Este país tiene unas raíces musicales muy marcadas. ¿Sería posible entender la música clásica sin los compositores germanos? ¿Y qué decir de los cabarets del período de entreguerras? Pues bien: en los últimos años, se han abierto aquí numerosos bares en los que suena música country. Tal es el caso del American Western Saloon, en el barrio de Reinickendorf, al este de Berlín, o del Rattlesnake Saloon, en Munich, donde nos podemos encontrar con grupos como Truck Stop, o este Nashville Music Company, que interpreta su Country Music in Good Old Germany:

Francia. Nuestros vecinos tienen tal afición a este género, que una asociación vela por su desarrollo. La Country Music Association France (www.cmafrance.com) otorga sus propios premios, en colaboración con la Federación Francófona de Country Dance y Line Dance (www.ffcld.com). Además, en 2008, y dada la irresistible popularidad del country, se abrió una revista en francés dedicada a este estilo de música, cuya cabecera es Made in USA (www.countrymusicfrance.com). Si os parece, vamos a escuchar este poema cantado en boca de uno de los artistas franceses más vendidos en Estados Unidos, Johnny Halliday, el que fuera esposo de Sylvie Vartan, y que no dudó en americanizar su nombre, con el ya clásico Quelque chose de Tennessee que aparece en su álbum Rock’n Roll Attitude de 1985, donde afirma que “todos tenemos algo dentro de nosotros de Tennessee, una fuerza que nos empuja hacia el infinito”.