La violencia no es la solución

 

kenny rogers

No significa que seas debil si pones la otra mejilla. Espero que seas suficientemente mayor para entenderlo: hijo, no tienes que pelear para ser un hombre.

It won’t mean you’re weak  if you turn the other cheek. I hope you’re old enough to understand. Son, you don’t have to fight to be a man.

Roger Bowling y Billy Ed Wheeler (interpretada por Kenny Rogers)

Anuncios

Take this Job and Shove it. Jonny Paycheck, 1977

take this job
La mayoría de las canciones contenidas en este álbum son versiones de otros cantantes o fueron más tarde versionadas por otros artistas. Constituyó el mayor éxito de ventas de Johnny Paycheck –disco de platino– y conoció hasta tres singles: el que da título al disco (ya escuchado aquí), que fue número 1 en la lista Billboard, Colorado Kool-Aid y Georgia in a Jug, que escucharemos después.
Producido por Epic, el sello en el que trabajaba el recientemente fallecido Billy Sherrill, fue este quien le dotó de un marcado sonido outlaw y ese oportuno carácter desenfadado.
Bobby Braddock, uno de los grandes compositores country, es el responsable de Georgia in a Jug. La chica deja al protagonista, y este, al no poder hacer el viaje que había proyectado con su pareja, no se desanima y se larga de todas formas: va a México “en un vaso de tequila”, a Puerto Rico “en una botella de ron” y luego regresa a casa, a Georgia, “en una jarra”.

Blake Shelton la incluyó en The Dreamer (2003).

El tercer single del disco fue Colorado Kool-Aid, con letra de Phil Thomas. La historia, recitada con un leve acompañamiento instrumental, trata de una pelea de bar, en el que los protagonistas beben cerveza de la marca Colorado Kool-Aid.

The Spirits of Saint Louis es una canción compuesta por Roger Bowling y R. J. Jones. La bebida vuelve a ocupar un lugar central. El narrador se pasa todos los días en el bar para olvidar su amor perdido, pero ni “todos los espíritus de San Luis pueden sacarla de su mente”.

Escuchemos ahora From Cotton to Satin (from Birmingham to Manhattan). Escrita por James Vest y David Chamberlain, habla de un granjero de Birmingham (Alabama) que se enamora de una chica que le convence de que hipoteque su granja y se vayan a vivir a Nueva York. Allí la mujer conoce a un hombre rico, se va con él y nuestro protagonista se vuelve a casa con las manos vacías. Al final, el destino se “venga”, pues encuentran petróleo en las tierras del granjero.

Esta es la versión de Gene Watson.

El primo del productor Billy Sherrill, Mark, fue uno de los coautores de The Fool Strikes Again, junto con Steve Davis y Gary Cobb. Un tipo le pone los cuernos a su pareja una y otra vez, pero ella siempre le termina perdonando y él se siente un estúpido por no poder evitar “ser tentado por el pecado”.

Charlie Rich la grabó al año siguiente. Me despido por hoy con él.

Coward of the County. Roger Bowling y Billy Ed Wheeler, 1979

coward of the county
Esta es otra de esas típicas canciones country que cuentan una historia, casi como una novela condensada. De hecho, en 1981 dio el salto a la gran pantalla, bajo la dirección de Dick Lowry.
La primera vez que la oímos fue en septiembre de 1979, en el álbum Kenny, de Kenny Rogers. El single salió dos meses más tarde y, con un millón de copias vendidas, se convirtió en uno de los mayores éxitos comerciales de este artista. No tardó en traspasar las fronteras de Estados Unidos y alcanzó el número 1 en Reino Unido e Irlanda, arrasando también en Austria, Países Bajos o Nueva Zelanda.
La canción está narrada desde el punto de vista del tío del protagonista, Tommy, que se ocupó de él cuando el padre de este murió en prisión. A Tommy lo consideran un cobarde en el condado, ya que nunca se rebela contra las injusticias, pero, en realidad, su actitud es fruto de la experiencia de su padre. En una de sus últimas conversaciones antes de morir, este le hizo prometer que no seguiría sus pasos y que huiría de los problemas, ya que “poner la otra mejilla no significa que seas débil”.
Tommy se casa con una chica del pueblo, Becky, y un día los antagonistas de la historia, los hermanos Gatlin, aprovechan la ausencia del marido y la violan. El dilema moral está servido: o cumple la promesa que le hizo a su padre o se enfrenta a los malos. Finalmente, en una escena digna del más puro western, Tommy da su merecido a los Gatlin en un bar, se dirige al retrato de su padre y le dice: “No pienses que soy débil porque no ofrecí la otra mejilla. A veces tienes que luchar si eres un hombre”.
En aquellos años, había un grupo de música country, los Gatlin Brothers, pero Billy Ed Wheeler, uno de los compositores de Coward of the county, negó que fuera un guiño.
Escuchemos la versión original de Kenny Rogers.

Esta es la de Richie Scholte.

Joe Byler también interpretó este clásico.

Lucille. Roger Bowling y Hal Bynum, 1977

lucille
Hoy no os traigo veinte poemas de amor, pero sí una canción desesperada. Grabada por Kenny Rogers, se convirtió en su primer gran éxito en solitario tras dejar First Edition: su interpretación le valió el Grammy y fue uno de sus 24 números 1.
El título homenajea a su madre, que se llamaba Lucille, aunque aquí acaba el parecido con ella. La inspiración le surgió tras escuchar en la radio local de Tulsa, en una de esas entrevistas “de interés humano”, la historia de un marido abandonado. Con la colaboración de los compositores Roger Bowling y Hal Bynum, la convirtió en una bellísima canción que habla del hastío vital, un sentimiento al que Rogers puso voz a la perfección.
Una mujer que acaba de dejar a su marido, un campesino que sólo le podía ofrecer una vida gris y monótona, se pone a hablar en un bar de Toledo (Ohio) con el narrador de la canción, a quien confiesa que “ha dejado de vivir de sueños, está hambrienta de risa y está dispuesta a aceptar lo que le traiga la nueva vida”. En ese momento entra el marido que, devastado por la tristeza, le recrimina el momento que ha elegido para dejarle, “con cuatro niños hambrientos y la cosecha sin recolectar”. La mujer y el narrador se van a una habitación de hotel, pero no pasa nada porque este último no deja de pensar en la aflicción del marido.
En primer lugar, escuchad la versión original de Kenny Rogers en el single que apareció en enero de 1977.

Escuchemos ahora la versión alemana que hizo Michael Holm ese mismo año, con el nombre de Musst du gerade gehen, Lucille? (“¿Debes irte ahora, Lucille?”), pista perteneciente a su disco Poet der Strasse.

La de Waylon Jennings está sacada de Ol’ Waylon (1977).

Billy Currington la incluyó en su primer disco de 2005, Doing Something Right. Este vídeo corresponde a un concierto que ofreció en 2006.

El sudafricano Ray Dylan nos ofreció esta versión en el álbum Goeie ou Country (2009).

La serie canadiense Trauma la incluyó en la banda sonora de su quinta temporada, emitida en 2014. Beatrice Martin, más conocida por su nombre artístico de Coeur de Pirate, fue quien la grabó.