Webb Pierce, el cantante de la voz doliente

Webb Pierce
En una pequeña localidad de Luisiana vio la luz en 1921 este cantante de country, que alcanzó un éxito descomunal en la década de los 50, cuando nada menos que 13 canciones suyas alcanzaron el número 1.
Desde muy pequeño se interesó por la música hillbilly. Sus iconos fueron Jimmie Rodgers, Gene Autry y la música cajun en general, típica de su estado natal. A los 28 años empezó su carrera como profesional, cuando firmó un contrato con la discográfica Four Star Records, si bien ya antes había actuado como aficionado en numerosos locales. Para que su carrera despegara se sirvió de un pequeño ardid: en sus primeras actuaciones, compraba entradas para diversas muchachas a condición de que infundieran entusiasmo al público. La treta funcionó, y pronto empezó a colaborar con los grandes y publicó varios discos.
En 1951 firmó con la todopoderosa Decca Records y con ella consiguió sus primeros números 1. Cuando el Grand Ole Opry se vio obligado a prescindir de los servicios de Hank Williams por sus problemas con el alcohol, pusieron el ojo en este joven de Luisiana y a fe que no se equivocaron: en la década de los 50 fue el cantante de country más popular.
Pierce siempre será recordado por su atuendo en público, con esos trajes que le hacía un sastre de Hollywood. Y a lo largo de su vida protagonizó todo tipo de extravagancias: se compró dos descapotables que forró con billetes de dólares de plata y se construyó una costosísima piscina en su casa de Nashville con forma de guitarra. Finalmente, murió en 1991 de cáncer de páncreas.
Escuchemos uno de sus mayores éxitos, More and more (1954), escrito por Merle Kilgore y que se mantuvo diez semanas como número 1 de la prestigiosa revista del billboard.
El tema aparece en los títulos de crédito de la película Las colinas tienen ojos (2006). La letra es muy simple. El narrador, abandonado por su pareja, está superando la depresión y en el trance de olvidarla. El uso de la steel guitar es maravilloso y le añade un matiz nostálgico que evoca los ritmos hawaianos. Fue Pierce el primero que utilizó este instrumento en la canción Slowly, solo unos meses anterior a esta, y que también hemos escuchado aquí.

Hoy hace 60 años

pedal steel guitar
El 20 de febrero de 1954 tuvo lugar un hecho de suma importancia para la música country: se popularizó un nuevo instrumento que luego sería decisivo en la evolución de este estilo. Me refiero a la pedal steel guitar.
La steel guitar (guitarra acústica) se desarrolló en Hawaii a finales del siglo XIX y a principios del XX. Se solía colocar de forma horizontal y las cuerdas se rasgaban con una mano, mientras que con la otra se accionaba una barra o slide en la que se podía cambiar el tono.
La originalidad de Bud Isaacs, quien toca la steel guitar en la grabación que vamos a escuchar, radicó en utilizar la guitarra acústica ya existente, conectarla a un amplificador, y aplicarle pedales para ajustar el sonido del instrumento.
Estas guitarras suelen tener uno o dos mástiles, cada uno con 10 o 14 cuerdas, y la tonalidad varía deslizando una barra metálica generalmente de acero -steel en inglés, de ahí el nombre- de una a otra posición de la cuerda.
El 29 de noviembre de 1953 se realizó una grabación histórica: Webb Pierce y Bud Isaacs utilizaron el instrumento para su canción Slowly, que alcanzó gran popularidad tras ser editada. El 20 de febrero llegó al número 1 de las listas del Billboard y se mantuvo en lo más alto nada menos que durante 17 semanas. Artistas como Jimmy Day, Buddy Emmons, Curly Chalker, Tom Brumley, Lloyd Green, Reese Anderson y muchos otros no tardaron en incorporar la guitarra a su repertorio.
Escuchemos por fin esta grabación histórica, en la que el artista se enamora “lentamente de ti”…