Norte y Sur (XV)

guerradesecesion
Comienzo hoy con una de las canciones más populares de la Guerra de Secesión, concebida para infundir esperanza a los prisioneros de guerra, en este caso del bando unionista. El título hace referencia al sonido de las botas de los soldados al marchar: Tramp, tramp, tramp, the boys are marching. Tanto la letra como la música fueron escritas por George Root en 1863. La canción se publicó al año siguiente.
Os dejo con la versión del 97 Regimental String Band.

Ahora, la del Mormon Tabernacle Choir.

Tramp también puede significar vagabundo. Aprovechando el juego de palabras, Joe Hill escribió The Tramp ya en la época de la Gran Depresión, sobre un sin techo que busca trabajo y en todas partes le contestan: “Tramp, tramp, tramp, sigue vagabundeando, es lo mejor que puedes hacer”. Esta es la versión de Joe Glazer.

El éxito obtenido por esta canción hizo que fuera “exportada” a otros conflictos bélicos. En la guerra de independencia irlandesa, frente al Reino Unido, se adaptó con el título God Save Ireland. Escuchémosla en la versión de The Dubliners.

¿Os habéis dado cuenta de que la primera estrofa menciona a la madre del prisionero en cuestión? Pues bien, seguimos ahora con otras dos canciones en las que las madres juegan un papel fundamental. En primer lugar, Who Will Care for Mother Now (1863), con letra de Charles Carroll Sawyer y música de C. F. Thompson. Narra la historia de un soldado moribundo cuya única preocupación es quién se ocupará de su madre cuando muera, quién la consolará en su aflicción, secará sus lágrimas y le susurrará palabras de ánimo.
Os dejo con la grabación del 97 Regimental String Band.

Escuchemos la versión de Irwin Silber.

Y cerramos el “programa” de hoy con Just Before the Battle, Mother, también de George F. Root y de la misma añada, 1863. En el fragor de la batalla, entre sus compañeros caídos, un soldado piensa en su madre, y adquiere la certeza de que, al menos, no le olvidará si se cuenta entre los muertos.
Marty Robbins la grabó para un álbum de canciones de corte histórico que, finalmente, no se materializó.

Por último, la versión del 97 Regimental String Band.

Anuncios

Norte y Sur (XIV)

guerradesecesion
Ya sabemos que la historia oficial no suele acordarse de los auténticos protagonistas, los soldados anónimos que perdieron su vida o quedaron lisiados, así que, en esta nueva entrega de la serie, nos centraremos en los generales que estuvieron al mando de las tropas de cada bando, y que escribieron páginas heroicas en los anales de Estados Unidos.
Escuchemos, en primer lugar, The List of the Generals, escrita por Joe English, que pertenece al CD The Irish Volunteer: Songs of the Irish Union Soldier. Su letra concentra buena parte de la historia unionista, ya que cita a multitud de generales del Norte, como Benjamin Butler, que tomó Nueva Orleans y luego fue uno de los colaboradores más estrechos de Ulysses Grant en la Casa Blanca. También se hace referencia al general Gordon, héroe de Gettysburg, la batalla que cambió el curso de la guerra tras la inapelable derrota del general Lee. En esta grabación de 2012, David Kincaid la interpreta en una taberna de la capital histórica de la Confederación, Richmond.

El tema se basa en una antigua tonada irlandesa, The Spanish Lady, que aquí escuchamos cantada por The Dubliners.

Otro de los generales más importantes, esta vez del bando contrario, fue Thomas Jonathan Jackson, llamado Stonewall (“Muro de piedra”) por lo difícil que resultaba atravesar sus filas. Como curiosidad, hay un cantante de country también llamado Stonewall Jackson (n. 1932), a quien sus padres bautizaron así por la admiración que profesaban al general sureño. Quien, por cierto, no llegaría a ver el final de la guerra, ya que murió de un disparo accidental en 1862, cuando sus tropas lo confundieron con el enemigo. Tenía 38 años.
Os dejo con Stonewall Jackson’s Way, que expone los métodos que lo hacían tan temible a ojos de sus enemigos. Parece que el poema que dio lugar a la letra fue escrito por John Williamson Palmer, aunque hay otra teoría más romántica que señala que el poema se halló en el abrigo de un soldado muerto en las batallas del valle de Shenandoah, en concreto en la primera batalla de Winchester.
Os dejo con la versión de Bobby Horton.

Ahora, la interpretación anterior de Tennessee Ernie Ford.

Por último, la First Brigade Band hizo una versión más orquestal.

Norte y Sur (XI)

guerradesecesion
Aunque la guerra de Secesión se circunscribió a Estados Unidos, los inmigrantes europeos desempeñaron un importante papel en su curso. Los dos países con más presencia en Estados Unidos eran, en aquel entonces, Alemania e Irlanda, y sus soldados se decantaron de forma mayoritaria por los unionistas del Norte.
Fijémonos en Irlanda, que puede presumir por derecho propio de su riquísima tradición musical. Alrededor de 180.000 soldados de este país lucharon en la guerra –un número similar al de los efectivos alemanes–, y no es de extrañar, por tanto, que popularizaran temas como los que vamos a escuchar.
En primer lugar, We’ll fight for Uncle Sam, una adaptación de un famoso tema irlandés, Whiskey in the Jar (“Whisky en la jarra”). He aquí la lectura de David Kincaid.

La letra nos presenta a un inmigrante que acaba de llegar de Killarney (Irlanda). Paddy Kearney no duda en alistarse y no cejará en su empeño hasta que el Sur vuelva al “estandarte estrellado”. Os dejo con la grabación de Gallant Sons of Erin, en su disco No Irish Need Apply (2003).

Aunque el estilo exceda los límites del blog, escuchemos ahora una de las mejores versiones del original Whiskey in the Jar, la del grupo irlandés The Dubliners.

La canción que sigue está dedicada a todos los voluntarios irlandeses que perdieron la vida en el curso de la contienda. The Irish Volunteers tuvo su origen en Irlanda y fue reproducida en Estados Unidos. Esta es la versión de Sons of Erin, en su disco No Need Irish Apply (2003).

Derek Warfield le dio su particular toque.

El tema daría título a un álbum de David Kincaid, publicado en 1998 por el sello Rykodisk. Escuchemos su versión, que abre precisamente el disco y utiliza la melodía de Bonnie Blue Flag.

Por último, Mick Moloney en Far from the Shamrock Shore.