Mama Tried. Merle Haggard, 1968

Merle-Haggard-Mama-Tried---180-475526
Escuchemos hoy una de las grandes canciones del country, o, para no pecar de grandilocuencia, de Merle Haggard, que es, sí, uno de los maestros del género. No es una canción enteramente autobiográfica, aunque las experiencias personales de Haggard –arrestado en varias ocasiones a lo largo de su vida– le inspiraron algunos fragmentos.
Trata de un chico, huérfano de padre –Haggard también lo era–, que comienza una vida delictiva y termina en prisión. “A pesar de todas las enseñanzas dominicales –dice– me dirigía hacia el mal hasta que mamá no pudo retenerme más”. El narrador se lamenta por el dolor que ha causado a su madre, tras ser condenado a cadena perpetua, sin derecho a libertad condicional, cuando sólo tenía 21 años. El culpable es solo él. Su madre, queda claro, intentó educarle mejor.
Os dejo con la grabación original de Merle Haggard en 1968.

The Grateful Dead la cantó en el festival de Woodstock en 1969.

Este mismo año The Everly Brothers la grabaron para su álbum Roots.

Joan Baez la interpretó en 1969, aunque su versión no vio la luz hasta 1993 en Rare, Live and Classic.

Para terminar, la versión de otro de los representantes del outlaw country, Johnny Cash.

Teensville. Chet Atkins, 1960

teensville
El gran guitarrista y productor de country Chet Atkins decidió hacer en 1960 un disco que atrajera a los adolescentes interesados en el rock and roll, fusionándolo con otros estilos como el rhythm and blues, el rockabilly, el blues o el country. Así surgió Teensville, que se podría traducir como “ciudad para adolescentes”.
Como colaboradores de excepción, contó con la ayuda de los Everly Brothers, con quienes seguiría trabajando en el futuro. El disco, publicado en enero por RCA Victor y reeditado luego en diversas ocasiones en formato CD (1998, 2004 y 2010), consta de 12 canciones, tres de las cuales salieron además como singles ese mismo año –One Mint Julep, Teensville y Boo-Boo Skip Beat–.
En la entrada que dedicamos a Don Gibson (24 de septiembre), escuchamos su grabación original de Oh, Lonesome Me. Disfrutemos ahora de la versión de Chet Atkins.

One Mint Julep es una muestra de rhythm and blues, escrita por Rudy Troombs en 1951. Hace referencia a una bebida alcohólica muy popular en el sur de Estados Unidos: el julepe de menta, que, en su variedad más clásica, se resume como un cocktail de bourbon y menta fresca.

El instrumental que vamos a escuchar a continuación es un conocido blues llamado Night Train. Fue grabado por primera vez por Jimmy Forrest en 1951.

El eclecticismo que rodea el disco se constata, finalmente, en esta composición original del maestro Django Reinhardt, Djiango’s Castle, magistralmente interpretada por Atkins.