Live Like You Were Dying. Tim Nichols y Craig Wiseman, 2004

live like you were dying

La canción que vamos a escuchar hoy constituyó un rotundo éxito para su pareja de compositores: vendió más de dos millones de copias y acaparó todos los premios habidos y por haber en 2004: single del año y canción del año en la Asociación de música country y en la Academia de música country, Grammy a la mejor canción country

En su libro Nashville Songwriter (2014), Jake Brown cuenta la historia que hay detrás de muchas canciones country, y una de las que toca es Live Like You Were Dying. La inspiración les vino, a Nichols y Wiseman, de un amigo común al que por error habían diagnosticado un cáncer. Los compositores empezaron a darle vueltas a la idea y recordaron otros casos de personas a las que habían diagnosticado alguna enfermedad grave y cómo se lo tomaron. El resultado fue esta alegre canción sobre un tipo de cuarenta años que, tras enterarse de que le queda poco tiempo de vida, se propone hacer las cosas que no ha hecho hasta entonces, tratar a la gente con amabilidad, perdonar, convertirse en un buen marido y, en definitiva, amar más.

Cuando Tim McGraw supo del tema, no lo dudó un instante y lo grabó para su siguiente disco, que se llamó como la canción. Su padre había muerto de un tumor ese mismo año.

Escuchemos ya la grabación original de Tim McGraw en 2004.

 

Honky-Tonk Christmas. Alan Jackson, 1993

honky tonk christmas

Hoy vamos a escuchar extractos de un disco puramente navideño que debemos a uno de los grandes, Alan Jackson, que este año ha ingresado en el Salón de la Fama de la música country.

Los discos de temática navideña suelen salir al mercado en pleno mes de octubre o principios de noviembre, por eso de ir preparando el terreno. El de hoy no fue una excepción: Honky Tonk Christmas vio la luz el 12 de octubre de 1993.

Alan Jackson solo escribió uno de los temas, Merry Christmas to Me. El narrador se arrepiente de haber roto con su pareja y, como está solo, no tiene más remedio que desearse feliz navidad a sí mismo.

En el tema que da título al disco, Honky-Tonk Christmas, el protagonista toma un enfoque más optimista tras su reciente ruptura, que confía en superar para Nochevieja.

También encontramos una versión del tema de Johnny Marks A Holly Jolly Christmas (1962), popularizada por Burl Ives. Esta es la versión original.

Y, ahora, la de Alan Jackson.

I Only Want You for Christmas fue escrita por Tim Nichols y Zach Turner. El protagonista desdeña el carácter excesivamente comercial de la Navidad y concluye que “solo te quiero a ti por Navidad”.

If We Make It Through December fue compuesta por Merle Haggard en 1973, combinando la temática económica –el narrador es despedido justo antes de Navidad– con otra más tradicional –”mi hija no entiende por qué papá no puede permitirse un regalo de Navidad”.

Escuchemos la versión de Alan Jackson en este álbum.

 

El country marca su territorio (XXIV)

carolina 2
68. Heads Carolina, Tails California. No a uno sino a dos… En efecto, esta canción hace referencia a dos estados que, además, se asocian con una manera opuesta de vivir. El estado sureño de Carolina y California, uno de los paradigmas de la vida ajetreada del país. Jo Dee Messina debutó con este single en 1996, en el que le propone a su pareja jugarse a cara o cruz el lugar donde echar raíces para construir su vida. En realidad, lo único que realmente importa es que vayan juntos. La canción fue escrita por Tim Nichols y Mark D. Sanders y editada por el sello independiente Curb Records.

tennessee-map-575
69. Tennessee Stud. Evidentemente, el estado donde nació la música country –y cuya capital es sede del Grand Ole Opry y de gran parte de los sellos discográficos de este género– tenía que estar representada con holgura en esta serie. Empezamos por una canción compuesta por Jimmy Driftwood, ese profesor que se dedicaba también a componer, como vimos en la entrada dedicada a The battle of New Orleans. Esta que vamos a escuchar es su composición más versionada. Driftwood hila una historia divertida acerca de un semental de Tennessee. En 1825, el narrador sale de allí en dirección a Arkansas, por problemas con su familia política. En su nuevo destino se enfrenta con un forajido a cuenta de su caballo. “Le disparó y el otro cayó dándose un batacazo”. Cuando vuelve a Tennessee, le da su merecido a la familia de su novia, se olvida de esta y se enamora de una chica de cabellos dorados que monta una yegua. Finalmente, se casan, tienen un hijo y la yegua y el caballo tienen un potro. La primera versión de Eddy Arnold se convirtió en un éxito en 1959 y su interpretación le valió una nominación a los Grammy.

Escuchemos la versión de Johnny Cash, correspondiente a su álbum American Recordings, de 1994.

Por último, os dejo con una de las mejores versiones de este tema: la de Doc Watson para su álbum Tennessee Stud (2003).

70. Tennessee Flat-Top Box. A finales de 1961, salió esta canción escrita por Johnny Cash. La letra cuenta la historia de un chico de pelo oscuro, un as tocando la guitarra acústica (coloquialmente, flat-top box), que, en los comienzos de su carrera, actúa en un bar de Texas cerca de la frontera. Tanta popularidad hace que todas las chicas –“desde los 9 a los 90 años”– queden hipnotizadas con sus actuaciones. Algunas se van casa a hurtadillas y hasta empeñan sus joyas para disfrutar de su música. Un día, el chico desaparece del bar y sus fans le esperan día tras día, hasta que lo ven en el Hit Parade con su sueño cumplido.

En 1987, Rosanne Cash, la hija del maestro, nos regaló una versión que no desmerece en absoluto del original, y en la que Randy Scruggs, el hijo de Earl (de quien os hablé el pasado 28 de abril), se ocupa de los solos de guitarra.