Un revulsivo contra la esclavitud

slaves
Hablemos hoy de uno de esos temas herederos de la tradición popular cuyos orígenes se pierden en la nebulosa de los tiempos. Me refiero a Michael, row the boat ashore, una canción ya conocida en tiempos de la Guerra Civil o Guerra de Secesión. Ignoramos el nombre de su autor o autores, pero no se nos escapa que este espiritual negro empezó a cantarse por los esclavos de la isla de Santa Elena, en Carolina del Sur (colonia fundada, por cierto, en el año 1566 por un asturiano, es decir, uno de los primeros asentamientos europeos de lo que hoy es Estados Unidos).
La canción, consuelo para los esclavos que trabajaban en las plantaciones, no tardó en convertirse en un símbolo para los abolicionistas. Recopilada en 1867 en el libro Slave Songs of the United States –obra de Charles Pickard Ware, William Francis Allen y Lucy McKim Garrison–, esta tonada folk sería revitalizada en los años sesenta del pasado siglo por el movimiento de los derechos civiles.
Se trata de una canción de corte religioso y, como suele ocurrir en los temas de tradición popular, la letra no presenta una única versión. En todas ellas se invoca al arcángel San Miguel para que preste su ayuda a los esclavos en su esfuerzo por llevar remando la barca hasta la orilla, y cita también el río Jordán, lugar donde, según la Biblia, fue bautizado Jesucristo.
The Highwaymen fue un grupo folk de cinco miembros, una de cuyas cumbres fue su versión de este tema, con el título Michael (1960).

El que ha sido considerado el artista británico de más éxito antes de los Beatles, Lonnie Donegan, consiguió un gran éxito en el mercado de su país en 1961.

Pete Seeger, redescubridor de la música popular americana, la incluyó en sus discos en varias ocasiones, la primera en el álbum en directo Sing Out with Pete! (1961).

Escuchemos ahora una versión en clave rock, interpretada por Johnny Rivers en Johnny Rivers Rocks the Folk (1965).

El cantante hispano Trini Lopez la incorporó a The Folk Album (1965).

Peter, Paul and Mary la interpretaron en Around the Campfire (1998).

La cantante israelí Rika Zaraï hizo una versión en francés, Michaël est de retour (1964).

Anuncios

6 pensamientos en “Un revulsivo contra la esclavitud

  1. Me dejas flipando…pero qué conocimientos tienes. Creo que esto tiene bastante valor histórico o documental, no importa cómo lo llamemos. Ni idea de la historia ni la canción. Pero entonces le he dado al play. Madre mía, la canción es preciosa, absolutamente. La versión del grupo folk The Highwaymen es maravillosa, te aseguro que me ha dejado estupefacto, quizá son los poderes espirituales de ese aleluya…Pero después la versión de Donegan, más marchosa también es formidable, casi suena algo bluegrass, no sé si mete ahí un banjo o algo parecido. La de Johnny Rivers es magnífica, qué bien suena. Las otras ya me han gustado bastante menos. En fin, enormes gracias por descubrirnos esta auténtica maravilla.

    • Gracias, estas canciones son muy “agradecidas” para el blog porque se prestan muy bien a hacer una breve introducción histórica y creo que así se disfrutan mejor. Es verdad que Lonnie Donegan tocaba el banjo y su estilo característico se conocía como skiffle que además utilizaba otros elementos cotidianos para dar mejor acústica y resonancia como tablas de lavar tocadas con dedales, peines…
      Te dejo otro ejemplo de la maestría de Lonnie Donegan, Does your Chewing Gum Lose its Flavour? de su disco King of the Skiffle (1959).

      • No, mi chicle no ha perdido su sabor…Muy bueno el tema, suena muy “auténtico” y de la época, idóneo para hacerlo en directo, es que uno se imagina un teatro repleto de gente en uno de esos espectáculos. Se nota todo el trabajo instrumental, gran sonido. Qué marcha, es que a uno le entran ganas de bailar. Saludos.

  2. Gran tema, Eduardo, de esos que da gusto recuperar y que te agradecemos todos los enamorados de estas canciones con historia. Casi coincido con whatgoesaround en mis versiones preferidas: la que más me gusta es la de The Highwaymen, pero también están muy bien la de Johhny Rivers y la de Donegan; la de Pete Seeger es una lástima que se escuche tan mal, pero es un autor al que admiro. Saludos.

    • A veces hay canciones que no por ser antiguas son peores (al contrario en algunos casos), lo único que hay que hacer es “desenterrarlas” jaja. En cuanto a la versión de Pete Seeger, como es un álbum en directo se acopla demasiado el ruido de fondo. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s