Disco del mes (octubre)

35 MPH Town
Este mes, el protagonista de la sección es uno de los flamantes miembros del Salón de la Fama de Compositores. Toby Keith, de 54 años de edad, sacó el pasado 9 de octubre 35 MPH Town, que ya se ha colocado como uno de los más vendidos de la temporada.
Su anterior trabajo, Drinks after Work, vio la luz en 2013 en Show Dog-Universal Music, un sello independiente que el propio Keih lanzó hace diez años y en el que ha publicado también este.
Es, sí, un álbum muy tradicional, hasta el punto de que su autor ha advertido a sus seguidores de que no deberían esperar nada distinto a lo que ha estado haciendo hasta ahora. Contiene diez canciones, lentas como Haggard, Hank and Her y Beautiful Stranger, o animadas como Drunk Americans o Rum is the Reason. De momento, ha alumbrado tres singles: Drunk Americans; la que le da título, 35 MPH Town; y Beautiful Stranger, que descubrimos el pasado lunes. Un último detalle antes de pasar a la acción: Sailboat for Sale, otro de los temas, incluye la participación del clásico Jimmy Buffet.
Escuchemos ahora el primer single, que ha arrasado, diría yo, por el mensaje de unidad que transmite. Compuesta por Brandy Clark, Joe DiPiero y Shane McAnally, el primero de ellos señaló que “queríamos hacer una canción al estilo de Piano Man, algo así como: ‘Mientras estemos aquí juntos bebiendo, ¿a quién le importa lo que seamos fuera?’”. “No soy del este, no soy del oeste, no estoy a la derecha, no estoy a la izquierda, no somos blancos, no somos negros, solo hemos venido a beber”, empieza, y empieza bien.

Beautiful Stranger es una típica balada de amor, coescrita por Toby Keith y Bobby Pinson, en la que el narrador se enorgullece de la “bella extraña” que Dios le ha reservado.

Por último, Toby Keith y Scotty Emerick compusieron Rum is the Reason, que nos enseña que “el ron es la razón por la que los piratas nunca gobernaron el mundo”.

35 MPH Town en Amazon

Anuncios

Country Urbano (XIII)

Memphis
32. Memphis, Tennessee. Nashville, que ya hemos visitado, es la capital del estado de Tennessee, pero no es su ciudad más poblada. Ese honor le corresponde a Memphis, cuna de Johnny Cash, Aretha Franklin y Elvis Presley. El tema que vamos a escuchar, también conocido como Memphis, lo escribió Chuck Berry, uno de los pioneros del rock and roll, en 1959, y, desde entonces, ha conocido multitud de versiones, también de cantantes country. El narrador pide ayuda a la operadora de información para ponerse en contacto con su sobrina Marie, de seis años de edad, que vive en Memphis.
Esta es la versión de Del Shannon, extraída de su disco Greatest Hits.

The Statler Brothers fue uno de los temas que tocaron en The Nashville Network.

He aquí la interpretación de Conway Twitty en Play, Guitar, Play (1977).

Un directo de Buck Owens de 1988.

Dejen sitio, que entra Faron Young.

Recientemente, Toby Keith la ha incluido en su disco Clancy’s Tavern (2011).

33. That’s how I got to Memphis. En esta canción, de Tom T. Hall, el narrador va a Memphis siguiendo los pasos de su amada. “Si me dices que ella no está aquí, seguiré el rastro de sus lágrimas; así es como llegué a Memphis”. Para los aficionados a las series, fijaos en que suena en el capítulo final de The Newsroom.
Tom T. Hall la incluyó en su álbum Ballad of Forty Dollars (1969).

Bobby Bare la grabó al año siguiente en This is Bare Country (1970), y el single llegó al tercer puesto de las listas de country.

Rosanne Cash la versionó en Somewhere on the Stars (1982), y su padre la acompañó.

Este es Buddy Miller en Your Love and Other Lies (1995).

En mayo de este año apareció Sonic Ranch, de Whitey Morgan, que posiblemente contenga la última versión de este pequeño clásico.

John Denver, el poeta de Colorado

john denver 2
Henry John Deutschendorf, Jr. nació en Nuevo México en 1943. Su padre era militar, y la familia se desplazaba con frecuencia de un lugar a otro. Nuestro protagonista abandonó sus estudios de arquitectura para dedicarse a la música, y lo primero que hizo fue cambiarse el apellido, de origen alemán, por el nombre de la capital de Colorado, estado en el que vivió hasta su muerte.
En 1963 se trasladó a Los Ángeles y formó parte de diversos grupos folk. En 1969 interpretó su gran éxito en solitario Leaving on a Jet Plane (ya escuchada aquí), y en los años 70 era toda una celebridad gracias a temas como Take me home, country roads o Thank God I’m a country boy. En 1977, Colorado le distinguió como Poeta Laureado y, en 2011, con carácter póstumo, fue el primer miembro del recién creado Salón de la Fama de la Música de Colorado (en 1996 había entrado en el de Compositores). Murió en 1997 en un accidente de su helicóptero particular.
Escuchemos Annie’s Song, dedicada a su mujer Annie. Denver la escribió en julio de 1973 en el interior de un telesilla en Aspen, Colorado, para su disco Back Home Again (1974). Las primeras notas están basadas en el segundo movimiento de la quinta sinfonía de Tchaikovski, pero aquí acaban las similitudes. Os dejo con la versión original, con la letra traducida al español.

En el mercado británico triunfaría esta versión instrumental, obra de James Galway, un irlandés de Belfast apodado El Hombre de la Flauta de Oro. La grabación corresponde a 1978.

El checo Karel Gott la versionó en su lengua con el título Kdiz Milenky Placou.

El grupo Mocedades la adaptó como Así fue nuestro amor (1983).

Escuchemos, finalmente, la versión que grabó hace tres años el trío británico Honey Ryder: la voz es de Lindsay O’Mahony, la guitarra rítmica de Matt Bishop, y Jason Huxley toca la principal.

Country Urbano (XII)

visit-chattanooga
30. Nashville without you. Nos despedimos de Nashville con una balada que podemos escuchar en el penúltimo trabajo de Tim McGraw, Two Lanes of Freedom (2013). El tema fue escrito por Kyle Jacobs, Joe Leathers y Ruston Kelly, y en él se dice que Nashville no tendría ningún encanto si no fuera por su amada.

31. Chattanooga City Limit Sign. Glenn Miller puso a esta ciudad en el mapa gracias a su composición Chattanooga Choo Choo. Pero nosotros vamos a escuchar hoy una canción country del gran Johnny Cash, incluida en su álbum The Baron, que fue publicado por Columbia en 1981 y al que volveremos en el transcurso de esta serie. Cash recita la letra con un acompañamiento musical idóneo. Cuenta la historia de un hombre que ha prestado su coche y se ve obligado a hacer autoestop para ir a Chattanooga desde Nashville. Se ofrece a llevarlo un grupo de amigos que se la juega al volante: hacen adelantamientos peligrosos, conducen sin manos, van bebiendo… El autoestopista pasa tanto miedo que, cuando llegan sanos y salvos a la entrada en Chattanooga, pide bajarse. Al día siguiente, aparece en la cárcel pero no recuerda cómo llegó allí. Cuando se lo pregunta al funcionario, este le informa de que le han detenido por entorpecer el tráfico cuando estaba en mitad de la carretera, abrazando y besando la señal de entrada a Chattanooga.

The Cattle Call. Tex Owens, 1934

Eddy-Arnold-Cattle-Call-374172
La canción de hoy, reconocida como una de las 100 mejores del género western por la Asociación Western Writers of America, fue compuesta en los peores años de la Gran Depresión, lo que explica que su primera versión no vendiera lo que merecía. Su autor, Tex Owens, que había sido cowboy en su juventud, la escribió mientras esperaba en un estudio de Kansas a entrar en un programa de radio un día que nevaba. “Mirando la nieve, pensé en el ganado y en lo agradable que sería poder reunirlo en torno a mí. Así es como se me ocurrió el título La llamada del ganado. Cogí mi guitarra y en 30 minutos ya había escrito la música y cuatro versos de la canción”.
La grabó primero en 1934 y luego dos años más tarde. Owens se trasladó a Hollywood en 1943 y empezó a participar en películas del oeste. Durante el rodaje de Río Rojo (1948), su caballo cayó sobre él y se rompió la espalda, lesión de la que nunca se recuperó.
Escuchemos la grabación de Tex Owens de 1936.

Eddy Arnold, una de las mayores estrellas del country de los 40 y 50, la grabó en varias oportunidades. La catapultó a la fama en 1944, reeditó el éxito en 1949, y años después, en 1955, la volvió a grabar y permaneció 26 semanas en las listas. Todavía la grabaría una vez más, en 1961. Aquí lo escuchamos en 1955, con la orquesta de Hugo Winterhalter.

Antes de grabar High Noon, Tex Ritter versionó este clásico en 1947.

Este es Slim Whitman en 1954.

Dottie West la incluyó en su álbum Dottie Sings Eddy (1969).

Emmylou Harris (1992) en su álbum Songs of the West, que apareció en 1994.

LeAnn Rimes y Eddy Arnold la cantaron a dúo en 1996. Ella tenía solo 14 años; Arnold, 78.

Dwight Yoakam, que la interpretó en El hombre que susurraba a los caballos (1998), la incorporó a su álbum recopilatorio In others’ words (2003).

Country Urbano (XI)

nashville
27. Nashville is a Groovy Little Town. En este recorrido por las grandes urbes de Estados Unidos, no podía faltar Nashville, la “Ciudad de la Música”, así llamada desde que en 1925 empezara a emitirse desde allí el Grand Ole Opry. El cantautor Tom T. Hall le dedicó un tema en su álbum Homecoming (1970). “Nashville es una ciudad magnífica”, nos dice.

28. On the road to Nashville. Nashville es una parada obligatoria para cualquiera que quiera triunfar en esto del country, y este tema habla precisamente de esa pasión: en su deseo de llegar a Nashville, el protagonista renuncia a su familia y a la chica que acaba de conocer. El texano Tim Cooper lleva actuando con su grupo The Midnite Ride más de diez años, y aquí nos explica “lo que pasa con los soñadores: todos persiguen el viento, todos miran por encima del arcoíris pensando que más allá hay una parte de oro para ellos”.

29. Nashville Rebel. Seguimos con un grande de la música country, Waylon Jennings, que también hizo sus pinitos en el cine. Su primer papel en la gran pantalla fue en Nashville Rebel, de Jay Sheridan (1966), cuya banda sonora editó el sello RCA. Esta canción, escrita por Harlan Howard, contribuyó a hacer de Waylon una referencia del estilo outlaw. El protagonista, a quien llaman “el rebelde de Nashville”, le dice a su chica que no tiene tiempo para ella, solo para la música.

Leyenda del country, leyenda del jazz, leyenda del blues…

standin on the corner
La canción que os traigo hoy se propone el “más-difícil-todavía”, y sale airosa del empeño: fusionar tres de los grandes estilos de música del siglo XX.
Jimmie Rodgers, nacido en Meridian –Mississippi– en 1897, supo fusionar a la perfección el country con el blues, y tuvo un relevante papel en el nacimiento del rock and roll, que florecería a los veinte años de su muerte.
Por otra parte, en 1901 nació en Nueva Orleans otra leyenda, Louis Armstrong, que se convirtió por derecho propio en una figura fundamental del jazz.
Pues bien: en el tema de hoy, Standin’ On the Corner, grabado el 16 de julio de 1930, colaboraron estos dos gigantes de la música. Lo escribió Jimmie Rodgers, a la trompeta podemos escuchar a Louis Armstrong, y al piano a la segunda mujer de este, Lili Hardin Armstrong.
Rodgers se hizo famoso gracias a su serie Blue Yodels, y este tema en concreto cierra la serie Blue Yodel number 9. La historia se desarrolla en Memphis, donde un vagabundo “avisa” a un policía que le “agarra del brazo” de que él y los suyos no son bienvenidos.
Escuchemos el original de Jimmie Rodgers.

Muchos años después, en 1970, Louis Armstrong versionó de nuevo este clásico junto con otro de los grandes del country, Johnny Cash, en el programa The Johnny Cash Show.

Country Urbano (X)

Memphis_Skyline_from_Poplar_Ave
25. Night train to Memphis. Entramos en uno de los feudos de la música country, Tennessee, estado en el que se encuentra Nashville. Y lo hacemos a lo grande, de la mano de Roy Acuff, todo un ídolo de los años 40 (Hank Williams dijo de él que era el mayor cantante que había conocido la música). Un hombre que vive en Memphis invita a su pareja a que tome el tren a esta ciudad; si lo hace, él le estará esperando en la estación y será toda una fiesta. Escrita por Owen Bradley, Marvin Hughes y Harry Beasley Smith, Acuff la grabó en 1944 y ese mismo año apareció en la película Cowboy Canteen.

Jerry Lee Lewis le dio un toque rockabilly.

El virtuoso de la mandolina Jesse Reynolds, apodado el “Hombre de Hierro del Bluegrass”, activo aún a sus 86 años, nos regaló esta versión llena de energía. En este vídeo lo vemos en una actuación en directo en Virginia.

En 1966 Ricky Nelson la incluyó en su álbum Bright Lights and Country Music.

Dolly Parton la versionó en Heartsongs Live from Home (1995).

26. Knoxville Girl. Basada en un poema inglés del siglo XVI, The Cruel Miller (“El cruel molinero”), se adaptó como canción popular en Gran Bretaña con el título The Oxford Girl y, en Irlanda, como The Wexford Girl. Cuando nació el country, y más concretamente el bluegrass, Estados Unidos hizo suya la melodía. Habla de un asesinato en la ciudad de Knoxville: el protagonista, Willie, narra con todo lujo de detalles cómo mató a una chica y luego se deshizo del cadáver arrojándolo al río.
Una de las primeras versiones que se conservan data de 1937 y se la debemos a The Blue Sky Boys, un grupo formado por Earl y Bill Bolick.

Los hermanos Ira y Charlie Louvin, The Louvin Brothers, la incluyeron en su álbum The Tragic Songs of Life (1956).

Y los también hermanos Virgil y Teddy Wilburn, The Wilburn Brothers, la grabaron tres años más tarde. Aquí la escuchamos en una interpretación en directo en el Grand Ole Opry en 1967.

The Gambler. Kenny Rogers, 1978

the gambler album
Con su quinto disco, Kenny Rogers se situó entre los artistas más comerciales de la música country. The gambler ha vendido nada menos que 35 millones de discos, lo que le ha valido ser cinco veces disco de platino en Estados Unidos y cuatro veces en Canadá.
Editado por United Artists y producido por Larry Butler, apareció en noviembre de 1978 y, desde entonces, ha sido reeditado en varias ocasiones, normalmente en formato CD y, en 2013, en LP, siguiendo la moda de los discos de vinilo.
Gran parte de su éxito se debe al tema de apertura, The Gambler (ya escuchado aquí), escrito por Don Schlitz y merecedor del Grammy a la mejor canción, así como a su segundo single, She believes in me, obra de Steve Gibb (también escuchada aquí). El álbum alcanzó el primer puesto entre los discos country de 1979.
I wish that I could hurt that way again fue escrita por Rafe VanHoy, Don Cook y Curly Putman. El narrador reflexiona con nostalgia sobre un amor que ha terminado y desea sufrir tanto como antes, porque, al menos, eso significaría que su pareja todavía está con él. “En medio de toda la aflicción, por lo menos existía el mañana, y mientras exista el mañana no hay final”.

En 1986 T. Graham Brown la grabó de nuevo en su disco I tell it like it used to be, y el single llegó al número 3 de las listas.

Escuchemos ahora Tennessee Bottle, escrita por Jim Ritchie, en la que el protagonista asume su pasada vida de excesos y propone enmendarse.

Sleep tight, goodnight man fue compuesta por Jeff Silbar y Sam Lorber. Os dejo con la versión de Kenny Rogers.

El primero en grabarla fue Ricky Nelson.

Otra versión que gozó de gran popularidad fue la de Bobby Bare (1978).

Termino con la única canción del disco compuesta por Rogers, Morgana Jones, sobre una mujer de mediana edad y “tan fea como se pueda imaginar”, que se encapricha de chicos mucho más jóvenes que ella.

Country Urbano (IX)

baton rouge
22. I can almost see Houston from here. Compuesta por Ray Willis, se trata de una nostálgica balada sobre esta ciudad de Texas. Escuchemos la original, que cantó Ronnie Milsap en su álbum Ronnie Milsap Live (1976). Alcanzó el segundo puesto de álbumes country, aunque no llegó a salir como single.

Bobby Bare incluyó una versión de este tema en Drunk and Crazy (1980) y, en esta ocasión, la discográfica sí que sacó el single correspondiente.

23. Dallas County Jail Blues. En las canciones sobre Dallas, hay también espacio para el blues, como este de Gene Autry de 1931. Autry integra aquí el característico yodel, muy en boga en esa década por las grabaciones de Jimmie Rodgers. La canción, escrita por Autry y W. R. Callaway, está narrada desde el punto de vista de un preso de la penitenciaría del condado de Dallas, condenado por un delito del que la canción no nos informa y por el que teme acabar en la silla eléctrica. Temor no infundado, ya que incluso ahora, 85 años después, Texas sigue siendo el estado de la Unión donde más ejecuciones se registran. Desde 1976, más de 500 personas han sido ejecutadas allí, el 37% del total de Estados Unidos.

24. East of Houston, West of Baton Rouge. Nos despedimos de Texas con un tema que cita no una sino dos ciudades, Houston y Baton Rouge, la capital del vecino estado de Louisiana. Chris Gaffney incluyó esta canción, obra de Dave Alvin y B.J. Swan, en su álbum Loser’s Paradise (1995), publicado por High Tone Records. La historia describe una separación por motivos laborales: “Me tuve que ir porque los trabajos eran pocos y los tiempos difíciles”, pero lo que más desea el narrador es volver a algún lugar indeterminado entre el este de Houston y el oeste de Baton Rouge, donde se encuentra su amada. Aquí escuchamos a Gaffney junto a los Cold Hard Facts en el Blue Café de Long Beach, California, en 2002.

The New Iberians la tocaron en directo en el festival Rose Fest este mismo año.